www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

1.500 POLICÍAS, CONTRA LA POLITIZACIÓN DE SU TRABAJO EN BARCELONA

miércoles 18 de enero de 2017, 13:51h
El aroma podemita invade la vida de Cataluña y de forma especial de Barcelona. El buen sentido de los catalanes...

El aroma podemita invade la vida de Cataluña y de forma especial de Barcelona. El buen sentido de los catalanes está siendo distorsionado por los despropósitos de Podemos y la CUP. Hasta los policías y los mozos de escuadra han estallado. No quieren que los politicen. No quieren “que nos usen para obtener réditos electorales”. No quieren que se atropelle la dignidad policial. Más de 1.500 policías y mozos de escuadra se manifestaron pacífica pero firmemente por las calles de Barcelona para que la extrema izquierda recapacite y deje de abusar de unos profesionales que cumplen ejemplarmente su labor al servicio de los ciudadanos.

España, y sobre todo Madrid y Barcelona, es el país de las manifestaciones. Las hay del más vario género y del más diverso pelaje. Cada vez tienen menos eco porque le gente está harta de que le hagan perder el tiempo con los cortes de circulación. Y también de la suciedad que se deriva de tanta manifestación.

Sin embargo, la actitud de los policías y mozos de escuadra en Barcelona ha tenido amplio eco nacional. Si los dirigentes ultraizquierdas catalanes han pretendido politizar hasta la náusea a la policía, ¿qué no habrán hecho con otros sectores sociales? La extrema izquierda ha sido siempre totalitaria. En Podemos predomina el leninismo. La tentación de la dictadura totalitaria está ahí viva y coleando. El que tenga ojos que lo vea. El enemigo profundo de la democracia y la moderación es el extremismo, sea fascista o comunista, sea de extrema derecha o de extrema izquierda. Los ultras de uno u otro signo son los que emponzoñan la vida nacional. Y la protesta de los policías y mozos de escuadra en Cataluña ha resultado ejemplar y reveladora.