www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Pedro L. Yúfera: El último rey de Tenerife

domingo 12 de febrero de 2017, 16:14h
Pedro L. Yúfera: El último rey de Tenerife

Stella Maris. Barcelona, 2016. 590 páginas. 22,50 €.

Por Jorge Pato García

Debido a la importancia de la reconquista de Granada y del descubrimiento de América, da, erróneamente, la impresión de que los Reyes Católicos únicamente emplearon sus esfuerzos en estas dos tareas a lo largo de los años situados en el entorno de 1492. Pero por supuesto que la política de estos reyes tan decisivos para la historia de nuestro país y del mundo entero, abarcaba muchos más ámbitos y uno de ellos fue la conquista de las islas Canarias, que ocupo gran parte de los esfuerzos militares entre los años 1478 y 1496.

Es en este rango de años y en esta parte de la historia de España donde se ubica la última novela de Pedro L. Yúfera (Barcelona, 1957), en la que dos historias diferentes acaban convergiendo precisamente con el nexo de unión de las expediciones a las Canarias.

La primera de las tramas está relacionada con un pacto secreto entre los esposos Isabel y Fernando fuera del Concordato de Segovia. Estos papeles fueron depositados en su momento en un monasterio en la provincia de Valladolid, pero una veintena de años después en ese monasterio se comete un asesinato y se profana una tumba, concretamente la de un antiguo abad, con la sorpresa de que no se encuentran restos humanos dentro de ese enterramiento, pues lo único que había en él era un pequeño cofre que guardaba los papeles ocultados por orden de los Reyes Católicos.

A la vista de estos graves acontecimientos, el abad del monasterio ordena a un antiguo soldado que se encontraba allí tras un pleito con la Inquisición, que inicie la búsqueda de los documentos con la finalidad de que vuelvan al lugar de donde nunca debieron salir y que se evite de esta forma la difusión de la información que contienen.

La otra historia que da vida a esta lograda novela la protagoniza Gonzalo, un joven abogado que después de perder toda su credibilidad en el ejercicio de su profesión a causa de una trampa, será expulsado del ejercicio de la misma, lo que motiva su marcha desde Valladolid a Sevilla para ser espía de un comerciante genovés cuyos dineros financian la expedición de Alonso de Lugo para conquistar la isla de Tenerife.

Dos historias apasionantes que acaban cruzándose y unas figuras históricas de gran trascendencia, además de los propios Reyes Católicos, como el cardenal Mendoza, el Cardenal Cisneros o los propios protagonistas guanches.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios