www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Brexit y asociados

martes 07 de marzo de 2017, 18:19h

El Parlamento Europeo acaba de adoptar una resolución titulada “Posibles modificaciones y ajustes de la actual configuración institucional de la Unión Europea”, en la que aboga por la creación de una forma de pertenencia a la Unión Europea que llama “circulo de asociados” para aquellos estados que “no pueden o no quieren” adherirse, pero que desean mantener “relaciones estrechas” con la Unión Europea. A renglón seguido, el Parlamento Europeo presenta esa fórmula como una solución para la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

No obstante, según la normativa vigente ya se puede pertenecer a la Unión Europea como asociado y el artículo 217 del Tratado de la Unión Europea dice que “La Unión podrá celebrar con terceros países u organizaciones internacionales acuerdos que establezcan una asociación que entrañe derechos y obligaciones recíprocos, acciones comunes y procedimientos particulares.” Y esta posibilidad, además, ha existido siempre desde que se fundó la Comunidad Económica Europea y a ella recurrieron por ejemplo Grecia, antes de su ingreso y Turquía, que sigue todavía con ese estatus.

El Parlamento Europeo no dice lo que entiende por “relaciones estrechas”, pero si lo que propone es un escalón intermedio entre la asociación actual y la adhesión, son muchos los casos que en Europa representan un desafío a la configuración institucional de la UE y que se podrían incluir en esa nueva categoría, que resulta excesivamente general para que sea una solución que añada solidez al bloque comunitario en estos momentos.

La Unión Europea está lejos de conformar un mapa homogéneo y hay multitud de situaciones, cada una con su problemática particular y que, sin ánimo de exhaustividad, son las siguientes: Hay estados candidatos al ingreso como Albania, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Montenegro, Serbia y Turquía. Hay estados candidatos potenciales, caso de Bosnia y Herzegovina, o Kosovo, sin perjuicio de las posiciones sobre su estatuto y en consonancia con la Resolución 1244 (1999) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, más la opinión del Tribunal Internacional de Justicia sobre la declaración de independencia. Luego hay estados que solicitaron el ingreso y lo dejaron, que son Noruega, Suiza e Islandia, los cuales ya son miembros del Acuerdo de Schengen y con la excepción de Suiza también del Espacio Económico Europeo. Y además quedan los cinco micro-estados de Andorra, Mónaco, San Marino, El Vaticano y Liechtenstein.

Si seguimos criterios geográficos podrían solicitar el ingreso en la Unión Europea los siguientes estados: Rusia, Ucrania, Moldavia, Bielorrusia, Georgia, Azerbaiyán y Armenia. Igualmente hay países de Oriente Medio como Israel, que comparten el estilo de vida europeo y lo mismo en América del Norte, como Canadá. En África, Marruecos ya solicitó el ingreso. Luego está la República del Norte de Chipre, fundada tras la ocupación de esa parte de la isla por Turquía. Además tenemos actualmente en España a la comunidad autónoma de Cataluña que quiere celebrar un referendum de independencia. Aparte de lo que pueda pasar en el Reino Unido con Escocia e Irlanda del Norte.

Por si fuera poco, están los Territorios Británicos de Ultramar que son los siguientes: Anguila, Bermudas, Islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur, Islas Caimán, Islas Malvinas, Islas Pitcain, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Montserrat, Santa Elena, Ascensión y Tristan de Acuña, más el Territorio Antártico Británico y el Territorio Británico en el Océano Indico. Y están igualmente las Bases Soberanas de Acrotiri y Dhekelia en Chipre. Y también en el Reino Unido hay que añadir las Dependencias de la Corona, que son la Isla de Man, la Bailía de Jersey y la Bailía de Guernsey. Sin olvidarnos, por supuesto, de Gibraltar.

Igualmente hay que contar los Departamentos franceses de Ultramar de la Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, Mayotte y Reunión, más las colectividades de ultramar de San Martin y Nueva Caledonia, la Polinesia Francesa, San Bartolomé, San Pedro y Miquelón, y Wallis y Futuna. Luego están las comunidades con autogobierno de Dinamarca, que son las Islas Faroe y Groenlandia, que ya estuvo en la Comunidad Económica Europea y se salió, pese a que en aquella época no se podía y hubo que modificar la aplicación territorial del Tratado de Roma. Y además, los países constituyentes de los Países Bajos, que son Aruba, Curaçao y Sint Maarten, que aplican ya en parte la legislación europea. Y por último quedan las regiones ultra lejanas de Portugal y España, como son Azores, Madeira y Canarias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.