www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CON EL VOTO DE ETA

viernes 27 de junio de 2008, 14:08h
Sin veladuras. Sin tapujos. Ibarreche ha aceptado, para sacar adelante en el Parlamento vasco su turbio proyecto secesionista, el voto de los asesinos etarras. Que no disimule el lendakari. Que no se justifique. Que no mienta. Que diga las cosas claras. Que llame al pan pan y a sus aliados etarras, asesinos.
Lo de menos, en todo caso, es que su proyecto haya sido respaldado en el Parlamento vasco por un solo voto, el de un etarra. Lo de más es el fondo del asunto. El derecho de decidir de los vascos sobre cuestiones de territorialidad no existe. Eso corresponde al derecho de decidir de todos los españoles, libres e iguales. Si el lendakari no pretendiera extorsionar, emprendería para su proyecto el camino que le señala el Título X de la Constitución. Según el artículo 168, el lendakari debe conseguir, para sacar adelante su proyecto, los dos tercios del Congreso. A continuación, los dos tercios del Senado con disolución de las Cámaras y nuevas elecciones generales. Tras ellas, los dos tercios del nuevo Congreso deberían aprobar el proyecto secesionista del lendakari. A continuación, los dos tercios del nuevo Senado. Finalmente habría que someter a referéndum nacional, con participación de todos los españoles, el proyecto Ibarreche.
La lealtad política y la legalidad le exigen al lendakari ajustarse al procedimiento constitucional. En lugar de eso, ha desafiado al Estado, pensando tal vez que puede jugar con la debilidad del Gobierno y con la frivolidad de Zapatero, el ludópata político. No le falta razón cuando dice que el presidente no quiere hablar con él de lo que sí hizo con Eta, durante las indignas negociaciones políticas que mantuvo con la banda terrorista durante la pasada legislatura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.