www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUSANA DÍAZ, UNA SOLUCIÓN NACIONAL, NO DE PARTIDO

lunes 27 de marzo de 2017, 08:26h
Si Pedro Sánchez ganara las primarias del PSOE, el centenario partido socialista cerraría una alianza con la extrema izquierda...

Si Pedro Sánchez ganara las primarias del PSOE, el centenario partido socialista cerraría una alianza con la extrema izquierda del Podemos de Pablo Iglesias, sin hacer asco a las agrupaciones secesionistas. Una victoria PSOE-Podemos en elecciones generales significaría el desmoronamiento del sistema de la Transición.

Si es Susana Díaz la que se alza con el triunfo en las primarias, el PSOE se mantendría como partido socialista hasta las cachas, pero constitucionalista y socialdemócrata, y su eventual éxito en elecciones generales consolidaría la continuidad del sistema.

Por eso, los expresidentes González y Zapatero, los exvicepresidentes Guerra y Rubalcaba, así como dirigentes de especial significación, estuvieron presentes en el acto de exaltación de Susana Díaz. No se está jugando en este envite una cuestión interna del partido sino una cuestión de grave alcance nacional.

Mariano Rajoy no supo darse cuenta a tiempo de lo que significaba la debilización del PSOE y contribuyó a ella, tras su victoria por mayoría absoluta en el año 2011, dando alas después a Pablo Iglesias y poniendo a sus pies propaganda y un canal de televisión.

Felipe González, el hombre de Estado que engrandeció al PSOE, desarticuló por dos veces la posibilidad cierta de un Frente Popular ampliado tras las elecciones de diciembre de 2015 y las de junio de 2016. Sin su intervención, Pedro Sánchez se hubiera convertido en presidente de un Gobierno dominado por Podemos y claudicante ante el secesionismo catalán. Parecía que la sustitución de Sánchez como secretario general del PSOE terminaba con el problema, pero no ha sido así. La tardanza de Susana Díaz en dar el paso adelante, ha permitido a Sánchez escapar de la escombrera y convertirse en una amenaza seria. Aseguran los expertos que en las primarias vencerá Susana Díaz, pero la verdad es que hasta que se celebren, no solo el partido, sino la nación, se mantendrá en la zozobra e incertidumbre.