www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESDE ULTRAMAR

México: turismo en ascenso

jueves 30 de marzo de 2017, 20:20h

México sigue en la pelea como destino turístico internacional y desde luego, sin descuidar los enormes desafíos que en muchos rubros ha de atender. No puede soñar como sede de un tercer campeonato mundial de fútbol como ronda el rumor con miras a 2026, por ejemplo, si no resuelve mejor la seguridad, por poner sobre la mesa el rubro más delicado, no obstante que se ha trabajado en ello en el plano turístico, de una manera notable.

Y usted organice unas vacaciones en México. ¡Anímese! El tipo de cambio euro–peso mexicano le será muy favorable. Mientras lo piensa, transcurre el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo y en Acapulco se cumplió la cita anual del tianguis (mercadeo/feria) turístico, que apuesta por direccionar al país para mantenerlo entre los diez destinos del mundo más visitado en 2016. Unas cifras advierten que consiguió el noveno lugar y Grupo Excelencias, de España, lo coloca en el octavo, otorgándole el premio Excelencia que se ha extendido a un país por primera vez fuera de España.

Todo nos recuerda que en el sexenio pasado se trabajó para devolver a México a ese grupo de los diez países más concurridos y con la idea de posicionarlo como la quinta potencia mundial turística, una meta aún lejana.

México cuenta con una acreditada tradición como destino turístico y amplía su oferta hacia nuevos sitios, tanto a promoverse como a visitarlos. Festivales y espectáculos, el mercado gay o el turismo religioso se han posicionado, añadiendo nuevas ofertas. Los atractivos se diversifican, aunque falta explotar una suerte de relación mayor entre lo turístico y lo cotidiano, que abunde en la derrama económica que llegue a más sectores de la economía, interconectados al turismo.

No es que además nos apuntemos a las ferias de turismo de Berlín o Madrid para promovernos como destino turístico con un éxito ascendente, y que se amplíen las nuevas rutas aéreas directas y semidirectas conectándonos con Asia –China, Corea del Sur, Japón o que se reabra la enorme oportunidad de utilizar Vancouver para acceder al sureste asiático y a Australia, una vez retirada la inicua visa canadiense impuesta en 2009 y que destruyó el prestigio de Canadá en México, dejando de ser uno de nuestros mercados favoritos a visitar. Eso puede cambiar y traer nuevos beneficios a México y mientras, Cuba nos supone un nuevo desafío turístico ante su nueva apertura.

Pero es que el listado que reúne el potencial de México es muy rico y otorga confianza en el porvenir, pues se resume en 187 sitios arqueológicos, 11 mil kilómetros de litorales, en ser el segundo país con más ecosistemas del mundo apostando al senderismo y a deportes al aire libre, a contar con 181 áreas naturales protegidas, 34 sitios patrimonio de la Humanidad (primer lugar latinoamericano y séptimo mundial) y a sumar 8 bienes patrimonio inmaterial, a ser uno de los principales destinos de cruceros, promoviendo grandes espectáculos mundiales y a tener ya 111 Pueblos Mágicos declarados, un concepto afortunado que apuesta por preservar ese encanto basado en un presupuesto que contribuya a dignificar, a acondicionar, a renovar y a modernizar un sitio sin que pierda su quintaesencia, esa que lo torna atractivo al visitante. La gente aprecia esa idea y ha incrementado visitarlos buscando su más tradicional cariz.

Es verdad que nos gustaría ver menos monopolios de rutas semidirectas que nos encarecen viajar al extranjero, a través de escalas insalvables –Madrid, Nueva York, Frankfurt o Amsterdam– y quisiéramos tener precios más asequibles a los mexicanos. Yo confío en que tarde que temprano diversificando aerolíneas y las inversiones, se rompan esos monopolios que nos escasean destinos y oportunidades. A su vez se trabaja por ampliar marcas consolidadas, que no sean solo Acapulco y Cancún.

Siendo México un destino interesante y cuyo segundo reto tras de la seguridad, consiste en mejorar la conectividad –sin descontar los enormes logros en la materia– como lo ha apuntado a su paso por México el secretario general de la Organización Mundial de Turismo, el jordano Taleb Rifai, en respuesta el gobierno mexicano reconoce que el 85% de los visitantes son nacionales. Eso implica tres cosas: sí, los mexicanos están viajando más por su país (ante el encarecimiento de los viajes internacionales), ha mejorado la conectividad para conocer nuevos sitios y los turistas extranjeros han disminuido, pese a que se anuncie su incremento. Su disminución es proporcional. Y hay una causa innegable: la seguridad. La violencia y la mala prensa no ayudan. Siendo el turismo uno de los pilares de la economía local, se antoja apremiante reforzar las acciones en la materia.

Con estos datos, solo podemos seguir planteándonos nuevos destinos. Turistear siempre es grato. Para mí quedan muchos sitios por conocer. Siempre es un reto equilibrar el tiempo vacante con los recursos disponibles. Empero es siempre un dinero bien invertido. El turismo siempre llama y merece atenderse su llamado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios