www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA FISCAL GENERAL, CHAVISTA, DENUNCIA LA MANIOBRA AUTORITARIA DE MADURO

Tras el golpe de estado de Maduro, Venezuela se prepara para una nueva ola de protestas

Tras el golpe de estado de Maduro, Venezuela se prepara para una nueva ola de protestas
Ampliar
viernes 31 de marzo de 2017, 17:21h
Preocupación dentro y fuera del país por la maniobra del oficialismo de concentrar todos los poderes en Maduro.

La decisión del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, de sesgo oficialista, de dejar casi sin poderes a la Asamblea Nacional, en manos opositoras, no ha tardado en provocar reacciones dentro y fuera del país suramericano.

Por un lado, la fiscal general venezolana ha criticado la decisión y ha condenado este viernes la "ruptura del orden constitucional del país". A pesar de ser muy próxima a Nicolás Maduro, Luisa Ortega ha criticado la medida adoptada por el Alto tribunal señalando que "evidencia varias violaciones del orden constitucional y un desconocimiento del modelo de Estado consagrado en la Constitución".

La oposición tampoco se ha quedado quieta ante la decisión del Tribunal Supremo de Justicia y ha denunciado a sus siete magistrados por prevaricación en la sede del Ministerio Público, en Caracas.

La crispación en las calles es creciente y la oposición ya ha anunciado masivas manifestaciones en los próximos días para protestar por lo que consideran un "golpe de estado en toda regla". En este sentido, varios líderes opositores han pedido al ejército que tome cartas en el asunto y preserve el orden constitucional, pues a su juicio la institución militar es la verdadera garante de la ley en Venezuela.

Por su parte, Enrique Capriles se reúne este mismo viernes con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en la sede del organismo en Washington para pedir que el organismo convoque de urgencia un Consejo Permanente sobre la situación en Venezuela.


Con la medida adoptada por el tribunal Supremo, Nicolás Maduro asumiría todos los poderes del estado, arrinconando a una cada vez más influyente oposición, que desde los pasados comicios parlamentarios de finales de 2015 ha ido ganando adeptos y presionando al oficialismo.

Desde España, tanto el Gobierno como la mayoría de los partidos de la oposición han pedido al Ejecutivo de Maduro que respete las leyes y la Constitución. El Ministerio de Asuntos Exteriores emitía hoy un comunicado en el que expresaba su "profunda preocupación" por lo que está pasando en los últimos días en el país suramericano. "El Gobierno español siempre ha defendido, y lo seguirá haciendo, la necesidad de un diálogo urgente, inclusivo y efectivo como mejor manera de solucionar los problemas de Venezuela", reza el texto.

Una postura radicalmente opuesta es la que defiende Juan Carlos Monedero en su blog. El ideólogo de Podemos sostiene que "hay mercenarios que desearían abocar a Venezuela a una guerra civil. Creen que así podrían volver a recuperar el paraíso que tenían cuando controlaban el petróleo contra los venezolanos y venezolanas. Se equivocan, porque el pueblo venezolano no va a permitir que eso ocurra"

El secretario general de la ONU, António Guterres, llamó por su parte al Gobierno y a la oposición a reactivar el diálogo, al tiempo que subrayó la importancia de la separación de poderes y el respeto del Estado de Derecho. "El secretario general está preocupado por los últimos acontecimientos en Venezuela", ha señalado su portavoz Farhan Haq.

La reacción de Guterres se suma al mensaje del alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad al Hussein, quien pidió al Tribunal Supremo venezolano que reconsidere su decisión en vista de que "la separación de poderes es esencial para que la democracia funcione".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios