www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BIOGRAFÍA

Cristina Morató: Divina Lola

domingo 02 de abril de 2017, 18:42h
Cristina Morató: Divina Lola

Plaza y Janés. Barcelona, 2017. 544 páginas. 21,90 €. Libro electrónico: 10,99 €.

Por Jorge Pato García

Cristina Morató siempre se ha caracterizado por ser una mujer intrépida y aventurera, es más, muchos recordarán la parte de su vida laboral en la que recorría el mundo buscando aventuras y contando luego su vivencia de tal manera que hacía subir las pulsaciones y parecía como si se estuviese en ese lugar que describía. Desde hace unos años Morató inició una nueva trayectoria dedicándose, desde la literatura, a poner en valor ciertas figuras femeninas que a su parecer lo merecen, y que después de conocer sus biografías uno se convence de ese merecimiento.

En esta ocasión el personaje elegido es la célebre artista de su tiempo Lola Montes, una bailarina y actriz del siglo XIX que allá donde fue revolucionó. No es que fuese en sus inicios una excelente actriz, o que sus bailes resultaran de una calidad extrema, pero fue su tesón y su inteligencia las que le auparon al éxito. Quizás el primer síntoma de esa inteligencia es que una irlandesa, Elisabeth Gilbert, consiguiese convencer al mundo de que en realidad su nombre era Lola Montes y que su cuna se encontraba en España, hasta el punto de ser artísticamente conocida como bailarina andaluza. La mentira prolongada en el tiempo requiere de inteligencia y, sin lugar a duda, ella demostró que estaba sobrada de habilidad.

Llegaría a bailar para innumerables políticos, aristócratas e intelectuales de su época, pero algo que marcó su vida y la historia de una parte de Europa, fue su romance con el rey Luis I de Baviera. Un amor mutuo y un romance público, como ha ocurrido tantas veces con los monarcas. Obviamente en ese entorno cortesano ser una plebeya era casi una tara en comparación con el resto de la Corte, por eso Lola Montes pedirá al soberano bávaro ser ennoblecida con un título, y lo obtendrá, condesa de Landsfeld. Este será el detonante, junto a otros condicionantes geopolíticos, de que en 1848 Luis abdique y tanto él como su amante deban abandonar Baviera.

Finalmente, tras el desengaño y la pérdida del amado, Lola dará el salto al nuevo continente, allí cautivará a los rudos hombres que han ido en busca del preciado oro en los ríos norteamericanos. Acabará abriendo su propio local que se convierte en un lugar de reunión de personajes influyentes y alcanza un éxito rotundo.

Cristina Morató nos acerca a esta mujer que a pesar de conseguir éxito en lo profesional, aunque fuese con el punto de partida de una mentira, en lo personal y sobre todo en lo sentimental, nunca encontró la estabilidad y la durabilidad que todos buscamos en el amor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios