www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESUMEN DE LA JORNADA EN LAS GRANDES LIGAS EUROPEAS

Ligas europeas. Mourinho hiere al Chelsea, la Juventus teme por Dybala y los ultras ensucian Francia

Ligas europeas. Mourinho hiere al Chelsea, la Juventus teme por Dybala y los ultras ensucian Francia

lunes 17 de abril de 2017, 01:47h
Además, el Bayern pinchó antes de viajar a Madrid.
El ecuador de abril deparó un golpe a los cimientos de la Premier League. Jose Mourinho se erigió en juez del torneo británico al arrodillar al Chelsea (2-0) con su Manchester United. La visita del líder a Old Trafford, sin un lesionado Marcos Alonso, supuso el plácido triunfo de los red devils, en la venganza del técnico luso al club que hizo campeón y que le despidió el pasado curso, con Ander Herrera como ejecutor. El jugador español se marcharía del verde con una asistencia -a la diana inicial de Rushford- y una volea que sentenció los puntos en el segundo acto.

Mucho se había escrito sobre la rivalidad que mantienen ambos entrenadores y sobre la responsabilidad de los jugadores en la debacle que el club londinense sufrió en la temporada posterior al título cosechado en 2015, pues bien, este domingo parecería haber ajustado cuentas pendientes el técnico portugués, tanto con Conte como con las vacas sagradas resucitadas tras su despido. Con un desempeño industrial, los locales, que buscarán las semifinales de la Europa League ante el Anderlecht, amarraron a un puntero que se fue domesticado y sintiendo ya la presión de muy cerca. Y es que el mencionado resultado mete al United en la pugna por las plazas de Liga de Campeones y reduce el colchón blue a tan sólo cuatro puntos.

El Tottenham de Pochettino, que fue subcampeón el año del paroxismo del Leicester (que pinchó frente al Crystal Palace antes de jugar con el Atlético, al empatar a dos con sus titulares), no afloja y ya huele la sangre. Los spurs golearon al Bournemouth (4-0) y atisban, tras muchos meses de marasmo, la posibilidad de alzar el trofeo a final del calendario. Por detrás asoman el Liverpool y el Manchester City. Los primeros ganaron al West Bromwich con un tanto de Firmino (0-1) y los de Guardiola afianzaron su reacción de la mano de Agüero (0-3 le endosaron al Southampton). Los de Mou, que cuenta con dos partidos pendientes, viajan a cuatro puntos de sus vecinos y apuntan a un cierre de campaña sabroso en las islas.

Fuera del ecosistema británico, las grandes ligas entremezclaron sus recorridos con la Liga de Campeones. En la Serie A, por ejemplo, la Juventus amplió su ventaja en el liderato por el Scudetto (con un doblete de Higuaín en el plácido 0-2 ante el Pescara) pero la Vecchia Signora sufre por el "leve esguince" que padeció su faro, Paulo Dybala. La perla argentina, clave en la ida y también en la vuelta ante el Barcelona, pasó a ser seria duda con respecto al duelo del Camp Nou, lo cual compunge el corazón bianconero sobremanera. No bastó a la tribuna juventina verse a ocho puntos de una Roma que resbaló ante el sorprendente Atalanta (1-1).

A diez puntos, y cerca de la segunda plaza, se yergue el Nápoles, que tuvo en Callejón a uno de sus destacados en la victoria (3-0) ante Udinese. Y, entre las anécdotas de la fecha aparece subrayado el primer 'derbi chino' entre Milan e Inter. Los dos colosos se enfrentaron por primera vez desde que ambos pertenecen a grupos financieros asiáticos y dibujaron un duelo intenso en el que los nerazzurri se colocaron 0-2 (con dianas de Candreva y Icardi) y los rossoneri, comandados por Suso (una asistencia) y Deulofeu remontaron en los últimos minutos (con goles de Romagnoli y Zapata, este último en el minuto 93).

En la Bundesliga se vivió un capítulo exótico: el Bayern se dejó puntos. Cierto es que el empate de los bávaros frente al Bayer Leverkusen (0-0) se vivió con descanso de un puñado de los titulares que viajarán al Bernabéu con voluntad de remontada, pero las tablas plomizas se desarrollaron con inferioridad numérica ajena desde el minuto 59. Este hecho les penalizó con la reducción de la ventaja sobre los perseguidores, ya que el Leipzig, que está a ocho puntos de la cima, arrolló al Friburgo (4-0), el Hoffenheim sobrevivió al 5-3 con que derrotó al Borussia Mönchengladbach y el Borussia Dortmund se lamió sus heridas europeas con un cómodo triunfo ante el Eintracht Fráncfurt (3-1).

Francia, para su desgracia, es el marco de los fantasmas de la violencia en el balompié. Y todo ello circundando al Lyon. Si el estadio del conjunto lionés fue objeto de una escaramuza provocada por los radicales propios y los del Besiktas el pasado jueves -con lanzamiento de bengalas, grescas e invasión del campo como método de huida del pánico generado- y la UEFA prohibió este sábado la entrada de sus aficionados al partido de vuelta en Turquía, este domingo ha sido sus jugadores los que se han visto envueltos en otro episodio vergonzoso. Esta vez como sujetos agraviados.

Ocurrió en la visita del Olympique a Bastia. En el coliseo Armand Cesari, los ultras del conjunto local saltaron al verde durante el calentamiento de ambos conjuntos para amenazar y empujar a varios jugadores del Lyon. De hecho, los impresentables acorralaron al portero Mathieu Gorgelin, que corrió para guarecerse donde estaban sus compañeros. Memphis Depay, una de las estrellas del bloque visitante, también fue objetivo de las afrentas de los radicales. Así se desarrolló un paisaje que obligó a suspender el partido y que provocó el pronunciamiento de la federación y la Ligue 1. Tras retrasar el inicio y la disputa de la primera mitad, en el descanso se reproduciría la "conducta incalificable de algunos aficionados" y el enfrentamiento terminó por ser suspendido. Ese es el paisaje con el que ha convivido el Olympique en esta rocambolesca semana que, al otro lado del Atlántico, trae el "estado terminal" de Emanuel Balbo, aficionado de 22 años que fue arrojado al vacío desde la grada del estadio Mario Alberto Kempes durante el partido que disptaba su equipo, el Belgranoo, y Talleres.

De vuelta al fútbol, un libre directo sublime de Falcao rescató el liderato del Monaco (ganó con mucho sudor, 2-1 ante el Diijon). El PSG había hecho sucumbir al Angers (0-2) con una exhibición de Di María (doblete con lanzamiento de falta imponente mediante) y el Niza mantuvo su pulso con un triunfo que le sostiene a cuatro puntos de los monegascos (3-1, ante el Nancy). Por último, Feyenoord y Ajax prolongaron su pulso con un punto de distancia (los primeros ganaron 2-0 al Utrecht y los de Amsterdan golearon al Herenveen por 5-1), el Genk sumó una victoria convincente antes de medirse al Celta y el Benfica aprovechó el pinchazo del Oporto (1-1 ante el Braga) para distanciarse en la cima de la tabla clasificatoria.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios