www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESPAÑA PARALIZADA POR EL FÚTBOL

sábado 28 de junio de 2008, 20:58h
Hay un temblor general en el ciudadano español. Zapatero, el gafe, se ha ido a Viena a ver la final. Existen tantos precedentes políticos y deportivos de su capacidad para gafar que Luis Aragonés ha solicitado de la Familia Real su presencia a ver si se contrarresta el gafe zapateresco. Ya veremos.

El caso es que España se paralizará hoy por ese milagro vertebrador que es el fútbol. Los partidos nacionalistas vasco, catalán y gallego braman sordamente. El entusiasmo por España en aquellas regiones se cuenta en las audiencias de televisión. Con cifras contrastables y rotundas. Vascos, catalanes y gallegos están incluso más enardecidos que murcianos y alicantinos. Todos con España, todos con la patria común.

El fútbol es sólo un deporte y no se pueden extraer conclusiones espurias. Pero está claro que treinta años de sectarismo político no han conseguido extirpar del pueblo vasco o del catalán el sentimiento de España. Se vio con claridad en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Y después en numerosas manifestaciones deportivas.

Más vale así. Más vale que acontecimientos como la Eurocopa, las victorias de Nadal en Roland Garros o los próximos Juegos Olímpicos contribuyan a vertebrar esta España que unos políticos voraces y trasnochados quieren fragilizar y quebrar para mandar ellos un poco más y vivir mejor a costa de multiplicar los impuestos sobre un pueblo cada vez más harto de la sinvergonzonería a la que están sometidos. Suerte para la selección española, hoy en Viena. Que Zapatero no gafe la victoria.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.