www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PRESIDENTE, A LA CÁRCEL

sábado 22 de abril de 2017, 11:40h
No se trata de funcionarios de segundo rango que distraen algún dinero o afanan corruptelas...
No se trata de funcionarios de segundo rango que distraen algún dinero o afanan corruptelas. No hablamos del ejercicio de la picaresca que nunca ha faltado en nuestro país. Lo que estamos presenciando es el saqueo de España desde las alturas.

Dos presidentes de la Junta de Andalucía, encausados. La familia presidencial de Cataluña, zarandeada por la Justicia. El presidente de Murcia, investigado y obligado a dimitir. El presidente de Madrid, a la cárcel.

Y tantos y tantos casos de corrupción en niveles altos para escándalo de un pueblo que trabaja ordenadamente y al que los políticos sangran a impuestos hasta la hemorragia para luego derrochar el dinero recaudado en la suntuosidad y el gasto innecesario, cuando no para que una parte de él termine en los bolsillos de aquellos que nos gobiernan y de sus parientes y paniaguados.

Lo que se ha descubierto ahora, como lo que se descubrió antes, con los principales colaboradores de Esperanza Aguirre en la cárcel, clama al cielo. El ciudadano medio ha tenido que sufrir la prepotencia, la arrogancia y el desdén de algunos gobernantes que se dedicaban a robar las arcas de la Comunidad Autónoma madrileña mientras daban cínicamente lecciones de ética desde el olimpo en el que se habían instalado.

La opinión pública tiene una idea muy clara que no sé si comparte el juez Velasco: además de las penas que correspondan a los corruptos, que devuelvan el dinero. No parece de recibo que pasen unos años en la cárcel y al salir disfruten del botín sustraído. Al salir, que trabajen para ganar el pan de forma decente, como hacen la inmensa mayoría de los ciudadanos a los que esquilman a impuestos.