www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LIVERPOOL

Premier League. Una chilena frustra las aspiraciones de Guardiola y Mourinho

Premier League. Una chilena frustra las aspiraciones de Guardiola y Mourinho

martes 02 de mayo de 2017, 01:17h
Emre Can anotó un golazo para acercar a los suyos a la Champions League.
Anfield Road quiere volver a acoger la Liga de Campeones. Ese es el objetivo primordial por el que se sostiene la obra de Jürgen Klopp en Liverpool. Pero, este curso, esa pretensión choca frontalmente con el deseo de dos colosos de los banquillos. No obstante, Pep Guardiola y Jose Mourinho persiguen la tercera plaza que ocupan los reds desde hace un buen puñado de jornadas, cuando comprendieron que el pulso por la Premier (que mantienen Chelsea y Tottenham), no podía ser su guerra. Al menos, de momento. La clasificación directa para la máxima competición continental es lo único que el catalán puede llevarse a la boca en su primera temporada sin títulos y Mou quiere inaugurar su estancia en Manchester con esa guinda a un curso tan irregular que podría relegar su billete a la Champions a la última -y arriesgada- bala de ganar la Europa League.

Este lunes inscribirían los pupilos del entrenador que imaginó a un Borussia de Dortmund subcampeón de Europa una muesca más en su favor. Tanto City como United no pudieron pasar del empate en sendos envites del fin de semana -es más, Gabriel Jesús rescató un punto en el tramo final del duelo de los citizens y De Gea y compañía cedieron otro bostezo en casa- y los reds afrontaban la visita al campo del Watford como una oportunidad trascendental para asumir su candidatura.

No les resultaría sencillo tragar el soberano resbalón de la pasada fecha -cuando tropezaron en su cancha y ante el Crystal Palace (que pelea por salvarse)-. De hecho, la alineación ideada por Klopp reflejaba su ambición, pero el primer acto se definiría en la densidad que arrastra su sistema. Los adalides ofensivos no tenían el día y, aunque jugaban contra un equipo con escasa motivación en este tramo final de calendario, el envite parecía estar revirado sobre sí mismo. Pero, al borde del descanso, una de las apuestas personales del entrenador emergió para lanzar una soga a sus compañeros.

Emre Can, todoterreno turco-alemán que suele ser usado como mediocentro a la antigua usanza -al estilo Redondo, que destruye y distribuye- dibujaría una chilena sublime para determinar el resultado. El potente y multidisciplinar centrocampista remató en un bello escorzo el centro de Lucas Leiva -ese viejo roquero que todavía campa por el verde británico con mayor o menor legitimidad-. La diana sobresaliente acallaría Vicarage Road, pero el Watford evidenciaría su orgullo en una reacción que obligó al Liverpool a efectuar una gestión de la ventaja atrincherada.

Hasta el desenlace sufriría un conjunto visitante sostenido por su portero, Simon Mignolet. El inconsistente arquero belga tuvo el día bueno para conjugar la pléyade de llegadas locales y amarrar tres puntos de oro en la mencionada discusión clasificatoria. Y, cuando el guardameta no llegó, el travesaño daría la cobertura a los rojos, para disgusto de sus rivales directos. No en vano, Prodl estrellaría en la madera su remate, encuadrado, ni más ni menos, que en el tiempo de descuento. Así, saldría vivo el Liverpool de una encerrona que se buscó al ceder la iniciativa y concluye la jornada tres y cuatro puntos por encima de City y United (que cuentan, todavía, con un partido menos).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios