www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUSANA Y PEDRO, A LA GREÑA

jueves 11 de mayo de 2017, 12:23h
España necesita un Partido Socialista estable, fuerte, respetado y constitucionalista, que, según las circunstancias, sea...

España necesita un Partido Socialista estable, fuerte, respetado y constitucionalista, que, según las circunstancias, sea oposición o sea Gobierno. A lo largo de 40 años la alternancia en el poder entre el centro derecha y el centro izquierda ha dado excelentes resultados y la libertad y la prosperidad han presidido la vida española.

Por eso alarma a muchos el grado de trifulca en que está sumido el centenario partido que engrandeció Felipe González. “No hay debate -ha declarado Patxi López-, nos matamos entre nosotros”. Madina ha sido todavía más demoledor y le ha espetado a Pedro Sánchez: “Basta ya de tanto desvarío y tanto daño al PSOE”. Y José Bono, político ecuánime de inmenso prestigio en el PSOE y fuera del PSOE, ha dicho: “Susana puede conducir al PSOE al Gobierno de España. Sánchez lo que sabe es perder”.

Ante la serenidad de un Patxi López, moderado y constructivo, Susana Díaz y Pedro Sánchez se están despellejando. Militantes de varias generaciones del PSOE desean que concluya el navajeo y que el partido vuelva a discurrir por sus cauces históricos de moderación y buen sentido.

Si gana Susana Díaz, el partido seguramente recuperará el equilibrio. Si el vencedor fuera Pedro Sánchez, la deriva hacia posiciones podemitas podría ser una tentación insuperable. Pedro Sánchez no quiere otra cosa que convertirse en presidente del Gobierno, aunque sea por unos meses, y para eso necesita a Podemos. Está dispuesto a aceptar el abrazo del oso y asfixiar en él al gran partido que ha vertebrado la vida española durante las cuatro décadas de la nueva democracia inspirada en el espíritu de la Transición.