www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PEDRO SÁNCHEZ, EUFÓRICO

viernes 12 de mayo de 2017, 12:18h
Pedro Sánchez está eufórico. Es un político mediocre y condujo al PSOE a sus dos mayores derrotas democráticas...

Pedro Sánchez está eufórico. Es un político mediocre y condujo al PSOE a sus dos mayores derrotas democráticas. Respaldado por la extrema izquierda, pugna ahora por recuperar la secretaría general del partido, de la que fue sabiamente escabechado por Felipe González.

Susana Díaz ha cometido tantos errores, ha tardado tanto en presentar su candidatura, ha hartado a tantos de sus partidarios, que Pedro Sánchez tal vez no tenga razones para estar eufórico, pero parece claro que sus posibilidades de alzarse con el santo y la limosna no son pocas. A pesar del apoyo del aparato y de los pesos pesados Felipe González, Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero, Joaquín Almunia y José Bono, la Gestora detecta en Ferraz que las posibilidades de Sánchez crecen.

Pedro Sánchez, que se presenta ya como futuro presidente del Gobierno. Ha hecho una finta para atraer a los socialistas que no pueden soportar a la extrema izquierda de Podemos. Son pocos los que se creen esa nueva posición. Pedro Sánchez ha mentido demasiado y ha engañado a muchos, incluso a Felipe González. Aspira por encima de todo a convertirse en presidente del Gobierno, aunque sea por pocos meses. Está dispuesto a aceptar el abrazo del oso podemita, que terminará asfixiándole. A él y al PSOE. Francia y Grecia son dos ejemplos vivos de cómo se puede hundir un partido que vertebró la vida de aquellas naciones.

A Pedro Sánchez le es igual. Sabe que solo con el apoyo de Podemos y de los partidos secesionistas puede encaramarse en Moncloa. Y pactará en el futuro lo que haga falta, como hizo en el pasado y ha desvelado el juez Vidal.

Si Pedro Sánchez, en fin, derrota a Susana Díaz, Mariano Rajoy convocará elecciones anticipadas antes de que una moción de censura le descabalgue de su poltrona monclovita.