www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

El brexit, la guillotina y los piratas

martes 16 de mayo de 2017, 20:28h

El presupuesto es el asunto clave en las negociaciones del brexit y se ha planteado ya incluso antes de empezar. Ahora mismo, debido a la convocatoria de elecciones en el Reino Unido (RU), la situación está en punto muerto, o sea no muerto del todo, sino medio muerto. Pero cuando vayan a comenzar esas negociaciones deberíamos comenzar también a preguntarnos nosotros como se sale de ese estado y cual es el siguiente, porque si en dos años no hay acuerdo, el RU se puede ir legalmente de la Unión Europea (UE) sin pagar absolutamente nada.

La Cámara de los Lores acaba de hacer un informe sobre el Brexit y el Presupuesto de la UE, donde califica el asunto como inicial, contencioso y crucial. Y dice que el artículo 50 es una guillotina porque en virtud de su párrafo 3º, el Tratado de la UE se deja de aplicar cuando entre en vigor el acuerdo o a los dos años de la notificación, salvo que la UE decida prorrogar el plazo. De esa manera, según el Informe “todo el derecho europeo dejará de aplicarse y el RU no estará sometido a ninguna obligación ejecutable de efectuar contribuciones financieras”.

En cuanto a la calificación del artículo 50 como guillotina, tenemos que diferir de la opinión de los lores, pues solo habría guillotina si la decapitación, o en este caso la escisión del miembro, fuera inmediata (como es la guillotina de verdad, que con un peso de 60 kgs. te cae una cuchilla a la altura de la cuarta vértebra cervical y te rebana el pescuezo limpiamente y al instante). De hecho la guillotina se inventó en Francia como un método de lograr la igualdad entre los ciudadanos y para evitarles sufrimiento a los comunes, pues los nobles ya tenían como privilegio que les cortaran la cabeza con un hacha y, de ese modo, no sufrían la agonía que conlleva, por ejemplo, la muerte por ahorcamiento. Y salvo los conocidos y escasos casos de milagros (San Dionisio o San Lamberto), a lo largo de los siglos, los decapitados no van luego por ahí con la cabeza bajo el brazo.

También puede que esa calificación del artículo 50 que hace la Cámara de los Lores derive de lo que se llama en el parlamentarismo británico una moción “guillotina”, que limita el tiempo que los miembros pueden emplear en debatir una proposición de ley en la Cámara de los Comunes, aunque no en la de los Lores, donde disfrutan de libertad total de tiempo. Ahora bien, lo contrario de la guillotina, en el parlamentarismo, no es la libertad de expresión sino el filibusterismo.

Un filibuster es el que habla sin parar simplemente para que transcurra el tiempo y se agote el plazo para votar la ley. El origen del término es la palabra compuesta “freebooter”, que designa al que anda merodeando por la costa en espera de emprender alguna aventura de pillaje y lograr un buen botín. Es distinto del corsario (privateer) al que el Rey concede una patente para hacer lo mismo que el primero, solo que oficialmente como concesionario. O sea que ambos son piratas, uno sin título y otro con él.

En cambio, no hay más remedio que estar de acuerdo con los lores en que el artículo 50 dice que, tras dos años, el derecho europeo se deja de aplicar en el RU. Así de sencillo. Es decir, que estaríamos diciendo, en términos legales, que el RU llevará a cabo una despedida a la francesa, lo que es equivalente a irse a hurtadillas, que diríamos en España.

Según el Informe, el gobierno británico debe considerar su postura de seguir pagando al presupuesto europeo “a la luz del impacto en el proceso de negociación en general y poniendo las implicaciones políticas y económicas una frente a otra”. Y aunque el gobierno ya ha afirmado que está dispuesto a pagar en programas específicos para que eso fundamente una futura relación de cooperación entre las partes (la UE y el RU), la UE dice que quiere contribuciones mucho mayores. Así las cosas, los lores dicen que “la posibilidad primordial que tiene el RU de abandonar las negociaciones sin incurrir en responsabilidades financieras proporciona un importante contexto.”

La intención manifiesta cuando se puso el artículo 50 es que hubiera una retirada libre (free en los dos sentidos de libre y gratis) de un miembro y eso es exactamente lo que va pasar con el brexit, si no es de una forma va a ser de otra. Sin embargo, en la UE no parecen ser conscientes de eso o por lo menos actúan como si esa alternativa no existiese. Naturalmente, con semejante panorama, la posibilidad de tirarse dos años de negociación infructuosa hay que tomarla muy en serio. Estar dos años de idas y venidas y marearnos en los periódicos con lo que hacen o no hacen, solo para que les miremos, tendrán que entender todos los negociadores del brexit que eso no les deja en muy buen lugar ante los ciudadanos. No es ético estirar las cosas cuando la batalla está decidida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.