www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIERRA SOBRE LAS VERGÜENZAS PODEMITAS

miércoles 24 de mayo de 2017, 12:49h
Las calderas políticas crepitarían si el político sancionado por defraudar a la Seguridad Social fuera un dirigente del Partido Popular. Pero se trata...

Las calderas políticas crepitarían si el político sancionado por defraudar a la Seguridad Social fuera un dirigente del Partido Popular. Pero se trata de Pablo Echenique, el más estrecho colaborador de Pablo Iglesias, y las quintas columnas manejadas por los prebostes podemitas se han dedicado a lanzar paladas de arena para enterrar la tropelía y esconder el albañal de Echenique.

Este señor ha sido condenado por infracción grave (hasta 25.000 euros de multa) tras defraudar a la Seguridad Social. Su asistente personal cobró en negro y su empleador eludió además el pago de las cuotas de la Seguridad Social. Lo hizo de forma reiterada y en dos períodos distintos.

Apenas se ha alzado alguna voz exigiendo la dimisión de Pablo Echenique. Se habría producido un clamor si la irregularidad hubiera sido cometida por un pepero. Pero la doble vara de medir existe en España generalmente a favor de los que militan en partidos de la ultraizquierda.

Pablo Iglesias calla como un mudo. Su compañera elude el asunto como si no fuera con ella. Saben que todo se quedará en agua de borrajas. Ni dimitirá Pablo Echenique ni dejará Podemos de airear las vergüenzas ajenas sin temor a que los rivales descubran las que a los podemitas atañen. A los socialistas de Pedro Sánchez no les conviene hacerlo porque se aprestan al pacto enmascarado con Iglesias. Los populares viven en Babia y no saben aprovechar las corruptelas ajenas para difuminar algo las propias. Pero es necesario dejar constancia de este desliz de un partido como Podemos, que, por otra parte, ha demostrado sagacidad e inteligencia para combatir a sus rivales y que en solo un par de años está respaldado por 5.000.000 de votantes.