www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A RAJOY LOS DIPUTADOS VASCOS LE CUESTAN UN OJO ECONÓMICO Y OTRO POLÍTICO

lunes 29 de mayo de 2017, 12:54h
Cerca de mil millones de euros ha costado el voto de cada uno de los diputados del Partido Nacionalista Vasco para que se...

Cerca de mil millones de euros ha costado el voto de cada uno de los diputados del Partido Nacionalista Vasco para que se muestren favorables a los Presupuestos Generales del Estado. El diputado de Nueva Canaria ha resultado más barato y se ha conformado con la mitad.

La negociación ha sido ardua y tensa. Al final, los colaboradores de Mariano Rajoy consiguieron su propósito. Eso sí, al Gobierno le ha costado un ojo de la cara. Ni en el momento más álgido del caciquismo en las postrimerías del siglo XIX se pagaba proporcionalmente tanto por los votos. Si la ley electoral se hubiera reformado a tiempo con un sistema de doble vuelta, otros coros nos cantarían.

En el entorno de los cinco mil millones de euros ha costado el apoyo peneuvista a los Presupuestos, apoyo que no se extiende a otras cuestiones de la legislatura y entre ellas a la moción de censura. En todo caso, el asunto no concluye con el dispendio. Nos podemos encontrar en poco tiempo genuflexos ante la concesión política más espinosa: el acercamiento de los presos criminales de Eta a las cárceles del País Vasco o de su entorno. La implacable campaña que la oposición pepera llevó a cabo contra Rodríguez Zapatero subrayando las debilidades de aquel Gobierno con el entorno etarra, se vuelve hoy contra Rajoy. Lo que es la historia. Al final puede que el regreso de los criminales etarras de su dispersión se produzca con un Gobierno popular y no con un Gobierno socialista.

Un ojo de la cara económico, en fin, el apoyo peneuvista a los Presupuestos Generales del Estado. Y tal vez otro ojo de la cara costará atender el precio político. Hay que estar muy ciegos para no darse cuenta del alcance de imagen de semejante operación.