www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BIEN POR PEDRO SÁNCHEZ

martes 30 de mayo de 2017, 11:00h
Abandonando la radicalidad que hasta ahora le había caracterizado, Pedro Sánchez ha llamado a...
Abandonando la radicalidad que hasta ahora le había caracterizado, Pedro Sánchez ha llamado a Mariano Rajoy para comunicarle que el PSOE está al lado del Gobierno en su defensa de la Constitución y contra el referéndum ilegal perpetrado por Arturo Mas, Carlos Puigdemont y sus cómplices.

El espíritu de la Transición fue el pacto de Estado acordado en 1978 entre el centro izquierda español, representado por el PSOE, y el centro derecha, representado por UCD, más tarde Alianza Popular y Partido Popular. Aquel pacto significaba que en cuestiones de terrorismo, de territorialidad, de alta política internacional y de defensa de la Constitución, ambos partidos, que han venido representando al 80% de los votantes, actuarían de acuerdo para mantener la estabilidad democrática en España. Tanto Suárez como Calvo Sotelo, Felipe González y José María Aznar mantuvieron en su integridad aquel acuerdo de Estado. Con Rodríguez Zapatero, que envió al zaquizamí de la Historia al Partido Popular, empezó a quebrarse el espíritu de la Transición.

Parece altamente positivo que Pedro Sánchez lo haya retomado anunciando su colaboración con el Gobierno en defensa del orden constitucional. Puigdemont y el pobre Mas están en la sedición y el golpismo. Fracasadas las negociaciones, el Gobierno tiene la obligación de descargar sobre ellos todo el peso de la ley. La Constitución otorga a Mariano Rajoy fórmulas suficientes para poner a los sediciosos y a los golpistas a disposición de los jueces y aplicar, si fuera necesario, el artículo 155 de nuestra Carta Magna.