www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LAS ELECCIONES EN REINO UNIDO LLEGAN A SU NUDO GORDIANO

Empate técnico entre May y Corbyn a horas de las elecciones

Empate técnico entre May y Corbyn a horas de las elecciones
Ampliar
martes 06 de junio de 2017, 18:37h
El candidato laborista logra remontar casi 20 puntos en un mes. Por B.M.H.

Hace escasas cinco semanas, The Times calificaba de "insalvable" la distancia de 20 puntos entre el candidato laborista Jeremy Corbyn, que cuentan a día de hoy con un respaldo del 39 por ciento, y la actual primera ministra británica y favorita entonces, Theresa May, con una intención de voto que ronda el 42 por ciento.

Desde entonces, dos terribles atentados terroristas en Manchester y Londres, una polémica en materia de inteligencia con su "aliado especial", Estados Unidos, y una crisis en los servicios de seguridad han hecho que la premier tan solo tenga a estas alturas, con menos de 48 horas por delante hasta que abran los colegios, una ligera ventaja

Mientras la mayoría de medios dan un escueto margen de tres puntos a la premier, otros, como The Guardia, basado en datos del portal YouGov, amplían esa distancia hasta los 9 puntos.

Fuente: The Guardian/YouGov

May, que se hizo con Downing Street después de que su antecesor, David Cameron, cesara en el cargo tras perder la votación del brexit, se ha destapado como una versión remozada de Margaret Thatcher. Implacable y fría, a la líder tory le ha dado tiempo en este tiempo a poner firme a los conservadores más críticos y a enemistarse con la clase trabajadora.

Los primeros en plantarle cara fueron los jubilados, cuando May anunció un recorte en las pensiones. Luego fue el sector sanitario, la City en pleno -que pierde poder estratégico con la salida del club comunitario- y los inmigrantes. Demasiados frentes abiertos ya en un Reino Unido tranquilo... pero llegó el terrorismo.

El atentado de Manchester fue una gran tragedia. Primero por el número de víctimas, 22. Segundo, porque era la primera vez que se atentaba directamente contra niños y jóvenes. Sin embargo, la daga para May se la clavó alguien de quien no se lo esperaba: Estados Unidos.

La filtración a los medios de comunicación por parte de la Administración Trump de algunos detalles de la investigación supusieron una "pérdida de confianza" de Downing Street en el que hasta ahora era un fiel y leal amigo.

La situación se ha visto agravada con el cruce de declaraciones en redes sociales entre el presidente estadounidense y el alcalde de Londres, Sadiq Kahan, en el que el primero se mofaba de la gestión del regidor en las horas posteriores a los atentados terroristas de este pasado sábado.

Precisamente estos ataques han supuesto otra vía de agua más en la campaña electoral de May. A medida que avanzan las investigaciones queda de manifiesto las lagunas en las medidas de prevención de los cuerpos de seguridad e inteligencia, que estaban sobre aviso de al menos dos de los tres terroristas.

A todo esta concatenación de sucesos tampoco ayudó que May se negará a participar en un debate en la televisión pública hace unos días, un espacio al que sí se apuntó a última hora Corbyn, que plantó cara con serenidad a los exabruptos de Paul Nuttall, el candidato de UKIP, el partido racista y eurófobo que aspira a retirar la nacionalidad británica a los islamistas.

Con todo, May sigue liderando las encuestas, aunque ha pasado de ser clara favorita a contendiente en apuros. Corbyn ha sabido oler la sangre y ha redoblado sus ataques contra la primera ministra británica sabedor de que puede, como pasó con el mismo brexit o con Trump, dar la sorpresa a última hora y dar la puntilla a su rival en la recta final de la campaña.

Por lo pronto, este lunes pedía la dimisión de May por su papel como ministra del Interior en el Gabinete de Cameron, cuando recortó en miles de efectivos a la Policía, lo que según él ha facilitado que los terroristas hayan podido atentar en el país hasta en tres ocasiones en otros tantos meses.

Y todo esto sucede con el país en estado de alerta 4 sobre 5 en su escala antiterrorista. La celebración de las elecciones será un despliegue excepcional de medidas de seguridad, con efectivos militares incluidos, para intentar evitar otro atentado terrorista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios