www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PURGA SOVIÉTICA PARA FACILITAR EL REFERÉNDUM ILEGAL

viernes 14 de julio de 2017, 13:21h
Carlos Puigdemont, el pobre Arturo Mas y sus cómplices, han decidido instrumentar una purga al mejor...
Carlos Puigdemont, el pobre Arturo Mas y sus cómplices, han decidido instrumentar una purga al mejor estilo soviético: usted no está a cien por cien a favor de lo que yo digo, pues le envío al ostracismo. Los consejeros Neus Munté, Jordi Jané y Meritxel Ruiz acaban de ser escabechados por tibios en la defensa del secesionismo histérico de su obtuso presidente.

Al analizar el cataclismo que se ha producido hoy en el Gobierno catalán, lo de menos, en todo caso, es la purga. Lo de más es lo que ésta revela. Moncloa no puede seguir asegurando que el 1 de octubre es una finta y solo una finta. Pues no. El órdago soberanista va en serio y Puigdemont y el pobre Mas, que están en la sedición y el golpismo, agotarán todas las fórmulas para consumar su propósito.

El Gobierno no puede aplicar el artículo 155 de la Constitución, que sería lo más lógico, porque, en su cachaza y lenidad, Mariano Rajoy no ha tenido en cuenta que esa aplicación exige un tiempo procedimental, que se alargaría mas allá del 1 de octubre. De no creer el fiasco del Gobierno. ¡Qué torpeza, qué inmensa torpeza!

La ley de Seguridad Nacional, esgrimida por algunos dirigentes peperos, se antoja a muchos inaplicable en este caso porque generaría un escándalo inasumible. Esa ley se aprobó en el Congreso para combatir el terrorismo yihadista y no para evitar un referéndum secesionista. Le queda al Gobierno de la nación decretar el Estado de Excepción en Cataluña, como ha apuntado Jorge de Esteban, lo que provocaría una reacción difícil de calcular.

Asegura Mariano Rajoy que lo tiene todo previsto y que no habrá referéndum, pero los analistas más sagaces no atinan a descubrir la carta enmascarada que el presidente guarda en la manga. La máxima arriólica de que el tiempo lo arregla todo, que no hay que hacer nada y que lo mejor es tener cerrado el pico, se ha convertido en este caso en una soberana sandez. El tiempo no puede resolver el órdago catalán porque ya no queda tiempo. Pasado el mes de agosto, se consumarán los despropósitos de Carlos Puigdemont y el pobre Arturo Mas, y no le quedará otro remedio a Mariano Rajoy que hacer algo. Ojalá acierte.