www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PUIGDEMONT: ADEMÁS, CON CHULERÍA

martes 25 de julio de 2017, 12:09h
Varios dirigentes de la Generalidad catalana se mueven desde hace muchos meses en la frontera...

Varios dirigentes de la Generalidad catalana se mueven desde hace muchos meses en la frontera del delito de sedición. Mariano Rajoy juró cumplir y hacer cumplir la ley. Ha permanecido durante demasiado tiempo impasible ante los presuntos delincuentes que preparan además, y abiertamente, un golpe de Estado.

Carlos Puigdemont, bien arropado por el pobre Arturo Mas, ha declarado en un periódico extranjero: “Si el Tribunal Constitucional me inhabilita, y puede hacerlo, no aceptaré esa decisión”. La mezcla de amenaza y chulería que encierra semejante afirmación apenas esconde la decisión de Carlos Puigdemont de instalarse sin tapujos ante la opinión pública española y, por lo tanto, también catalana, en el delito de sedición. ¿A qué espera Mariano Rajoy? ¿A qué Albert Boadella le vuelva a sacar las vergüenzas como ha hecho en la carta que hoy publica El Mundo?

En el entorno del presidente se asegura que lo tiene todo previsto y controlado. Que guarda en la manga una decisiva carta para impedir la celebración del referéndum. Que está más tranquilo y sereno que nunca. Según sus hagiógrafos, Mariano Rajoy es un hombre impenetrable. Los que no comparten el incienso con que le perfuman todos los días Soraya y María Dolores, aseguran que el presidente es impenetrable, sí, porque no tiene nada que penetrar.

La gran política consiste en prevenir, no en curar. Está claro que Rajoy no ha hecho una política certera con relación a Cataluña. Ahora no le queda más remedio que intentar curar una enfermedad que no previó a tiempo, que no supo diagnosticar, porque ha actuado siempre bien amarrado a la máxima arriólica: “No hay que hacer nada porque el tiempo lo arregla todo y lo mejor es tener cerrado el pico”. Confiemos en que sea real la carta que, según sus entusiastas, tiene escondida en la manga para solucionar la crisis catalana.