www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EPPUR SI MUOVE

Israel tiene razón

martes 25 de julio de 2017, 20:40h

Tres miembros de una misma familia morían asesinados la semana pasada en Oriente Medio. Cenaban tranquilamente en su casa cuando un hombre armado irrumpió en ella y los apuñaló hasta la muerte. Si las víctimas fueran palestinas y el asesino israelí, todos los progres de Europa se echarían a la calle para protestar contra algo tan execrable. Sin embargo, nada de esto ha pasado, porque los muertos eran judíos y el terrorista palestino. De hecho, la noticia apenas ha encontrado espacio en los medios occidentales, así como tampoco la del asesinato de dos policías israelíes junto a la Explanada de las Mezquitas.

Que fue, por cierto, el detonante del actual clima de agitación que vive estos días la zona. Las autoridades han decidido proteger a todo el mundo -israelíes, palestinos y turistas- poniendo detectores de metal a la entrada de la Explanada, para que nadie esconda armas. Quien nada tiene que ocultar, nada tiene que temer. Hoy en día hay controles similares en cualquier país del mundo, empezando por los aeropuertos. Sí, son molestos, pero es el precio que hay que pagar por la seguridad.

En cambio, los palestinos han montado en cólera -algo, por lo demás, muy habitual-. No sólo los terroristas de Hamas; también desde la Autoridad Nacional en Cisjordania se ha llamado a alzarse contra Israel y su nueva “medida de opresión”. Palestina en su conjunto, pues, con el respaldo de la Liga Arabe. Dicho de otro modo, tanto a los palestinos como al resto de naciones musulmanas vecinas les incomoda profundamente que Israel dificulte que atenten contra sus ciudadanos, y por eso protestan.

Resulta indignante. Los palestinos llevan décadas utilizando las ambulancias para trasladar lanzagranadas y explosivos, y parapetando sus talleres de bombas bajo viviendas civiles u hospitales. Tanto en Gaza como en Cisjordania la corrupción sigue siendo la nota predominante, con unas élites que -lo mismo da que sean de Hamas como de Al Fatáh-, siguiendo el ejemplo de Arafat, viven a expensas del pueblo derrochando subvenciones. Que nadie se lleve a engaño, nunca condenarán el terrorismo porque lo llevan en su ADN. Jamás. Llevan demasiado tiempo practicándolo, y si en los años 60 los abuelos secuestraban aviones y en los 80 los padres hacían estallar cinturones explosivos, hoy los nietos apuñalan o atropellan a personas inocentes.

Israel tiene fundadas razones para hacer lo que hace. Responde cuando le atacan, no al revés. Hamas suele bombardear Sderot al sur, mientras que desde Siria o Líbano son las milicias de Hizbolá quienes lanzan cohetes contra las poblaciones del norte del país. Y a pesar de todo, hay quien todavía pretende que Israel no reaccione. Desde el 11-S ha habido una sucesión de atentados salvajes con un doble denominador común: el Islam como reivindicación y la ausencia de condena palestina, cuando no celebración. Es por eso que resulta tan incomprensible porqué todavía una parte de la opinión pública se empeña en posicionarse con los verdugos en vez de estar con las víctimas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (10)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.