www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS ESPAÑOLES CONSIDERAN A LOS PARTIDOS COMO EL TERCERO DE LOS DIEZ GRANDES PROBLEMAS QUE AGOBIAN A LA NACIÓN

lunes 07 de agosto de 2017, 11:36h
La encuesta del CIS es concluyente. El paro ocupa el primer lugar con mucha diferencia entre los problemas que agobian a los...

La encuesta del CIS es concluyente. El paro ocupa el primer lugar con mucha diferencia entre los problemas que agobian a los españoles. A continuación, la corrupción, la larga caravana de corruptelas que no cesan.

Y a continuación, los partidos políticos. Tras ellos está la economía, la sanidad, la inmigración, el terrorismo internacional, las pensiones, la inseguridad ciudadana, la independencia de Cataluña y la violencia contra la mujer.

Lo más grave de los partidos políticos no es solo que ocupan el tercer lugar entre los grandes problemas que padece España. Es que deberían ser la solución para todos esos problemas. Y en lugar de solución para resolver los problemas, se han convertido en problemas en sí mismos.

Convertidos en agencias de colocación para parientes, amiguetes y paniaguados, en creadores de empresas públicas casi siempre deficitarias y sin otro objeto que colocar en ellas, con suculentos sueldos, a los familiares de los políticos y a los caídos en desgracia, los dirigentes de los partidos políticos, con las debidas excepciones, se han entregado a vivir como nuevos ricos a costa del dinero con que se sangra a los contribuyentes. Edificios suntuosos, ejércitos de asistentes, secretarias, chóferes, camareros, bedeles y servidores están al servicio de los políticos, amén de los viajes gratis total, el despilfarro cada vez más generalizado, cuando no las incontables corruptelas.

El ciudadano medio ha percibido muy bien el cinismo de una parte considerable de los dirigentes políticos que, en proporción no desdeñable, ponen por encima del interés general su propio interés. Y claro, cuando los encuestadores del CIS preguntan, la respuesta desde hace muchos años es considerar a los partidos políticos como uno de los más graves problemas nacionales. ¿Soluciones? Las hay. La regeneración democrática de los partidos políticos empieza por una ley que establezca: “Ningún partido político, ninguna central sindical, podrán gastar un euro más de lo que ingresen a través de las cuotas de los afiliados”.