www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

El Gigante frente a Corea del Norte

jueves 17 de agosto de 2017, 20:40h

Donald Trump está decidido a frenar a Corea del Norte y por ello noduda en endurecer día a día su discurso contra uno de los regímenes más perversos y opresivos del mundo que no solo tiene a la población amedrentada sino envuelta en un ambiente absolutamente inseguro y lleno de precariedades. De hecho, su forma de paliar las continuas amenazas de Corea del Norte se vienen traduciendo en la transmisión de amenazas superiores tanto en su forma como en su contenido hasta el punto de hacer tambalear la vulnerable estabilidad y seguridad mundial. Ninguna otra cosa cabe deducir de la reciente frase del presidente norteamericano: “Se encontrarán con un fuego y una furia sin precedentes en la historia”.

Resulta altamente preocupante, de acuerdo con información oficial norteamericana, que Pyongyang pudiera disponer de alrededor de 60 cabezas nucleares. Nada consuela pensar que Corea constituye un país geopolíticamente insignificante si el grado de peligrosidad es directamente proporcional a su grado de insignificancia. Es más, el hecho de que Corea del Norte tenga tan poco que perder si se inicia una guerra complica todavía más las cosas.

El dictador Kim Jong-un se mueve por el único deseo de mantenerse a cualquier precio en el poder. Ello anima a pensar que él no será quien se juegue su exterminio automáticoanticipándose en el ataque a Estados Unidos de forma precipitada. Las posiciones están claras y Estados Unidos tiene presente que China no dudará en enviar sus soldados a través de su frontera con Corea del Norte ante una posible intromisión de Estados Unidos en el territorio norcoreano. Ahora bien, el protagonismo de China se torna relativo en este conflicto internacional si tenemos en cuenta la decisión del régimen de Corea de Norte de comenzar una guerra termonuclear en caso de que los americanos pongan un solo pie en su territorio.

El asunto es muy serio porque y me parece que no es creíble el argumento de Corea del Norte de que el desarrollo nuclear es puramente disuasorio, puesto que lo que es incuestionable es que no se han detenido las pruebas balísticas en el país sino más bien al contrario parecen acrecentarse con el tiempo.Aunque resulta imposible dar cifras exactas, no se descarta que puedan tener 10 cabezas nucleares desplegadas.Asimismo resulta plausible que los misiles nucleares pudieran llegar a alcanzar el territorio de Alaska.

Corea del Norte no se va a quedar impasible en el caso de que Estados Unidos opte por la vía militar para acabar con el programa de armamento nuclear del país asiático. Ya lo ha vuelto advertir el régimen de Kim Jong-un ante lo que califica como“constantes agresiones y actos de guerra”. “Si nuestro enemigos malinterpretan nuestra situación estratégica e insisten en que sus opciones pasan por realizar un ataque preventivo nuclear contra nosotros, lanzaremos un ataque nuclear preventivo sobre el corazón de América a modo de implacable castigo y sin advertencias”, ha asegurado el ministro de Defensa norcoreano, PakYong-sik. Todas estas declaraciones se enmarcan en los actos de conmemoración del 64 aniversario del fin de la Guerra de Corea, un conflicto que terminó con un armisticio que nunca desembocó en un Tratado de Paz.

La fiesta se celebrará este jueves, jornada festiva en Corea del Norte para conmemorar lo que llaman “el Día de la Victoria”. Resulta plausible que el régimen se decida a realizar en este día tan señalado una nueva prueba de misiles balísticos dada su predisposición a llevarlas a cabo en días festivos conforme al calendario norcoreano o el de otros. Recordemos que el último de sus ensayos fue el 4 de julio, día en el que se conmemoraba el día la independencia en Estados Unidos, y aprovechando la efeméride norteamericana se lanzó un cohete de alcance internacional.

Estamos metidos dentro de una retórica belicista sumamente peligrosa porque no estamos ante un mero vídeo juego. Esto es la vida real e inquieta pensar que las armas nucleares puedan estar en manos de líderes para los que el periodo de la “paciencia estratégica” ha terminado.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano ha asegurado que “La República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país) estipula por ley que si su máxima dignidad se ve amenazada, debe aniquilar de modo preventivo a los países y entidades involucrados directa o indirectamente en ello movilizando todos los tipos de medios de ataque, incluidos los nucleares”. Confiemos en que la tensión se rebaje paulatinamente en aras de prevenir un conflicto militar y Corea del Norte entienda que están más que justificadas las sanciones de la ONU en respuesta a su lanzamiento de misiles. Recordemos que el desarrollo de la capacidad militar, más allá de la necesaria para la defensa nacional y el apoyo a las acciones de las Naciones Unidas, es una amenaza potencial a la seguridad de los pueblos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios