www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRESENTA UNA EXPOSICIÓN DEDICADA AL ARTE JAPONÉS

La papiroflexia a ojos del "artista plástico" José Miguel Palacio

  • Monumento conmemorativo al hermanamiento entre San Sebastián de los Reyes y Baunatal, 2011.

    Monumento conmemorativo al hermanamiento entre San Sebastián de los Reyes y Baunatal, 2011.

  • "Elefante", 1996.

    "Elefante", 1996.

  • "Locomotora", 1996.

    "Locomotora", 1996.

  • "Toro", 1996.

    "Toro", 1996.

  • "Pajarita Mitral", 1995. Grabado

    "Pajarita Mitral", 1995. Grabado

  • "Mundana liberación papírica", 1994. Grabado

    "Mundana liberación papírica", 1994. Grabado

  • "Verbena Papirofléxica en la plaza del Mercado de Calatayud", 1998

    "Verbena Papirofléxica en la plaza del Mercado de Calatayud", 1998

  • "Papírica chaquetilla torera", 1997

    "Papírica chaquetilla torera", 1997

  • "Hegemonía cultural con alusión Magrittiana", 1995

    "Hegemonía cultural con alusión Magrittiana", 1995

  • "Eolo cabalgadura papirofléxica", 1994.

    "Eolo cabalgadura papirofléxica", 1994.

  • "Introducción a la vida", 1980.

    "Introducción a la vida", 1980.

lunes 04 de septiembre de 2017, 17:24h
"Su carácter asexual, apolítico o atemporal me servía para hacer denuncias".

El origami o papiroflexia es una técnica que permite realizar figuras u objetos doblando sucesivas veces una hoja de papel, sin que intervenga ningún agente externo, como un adhesivo o un elemento cortante.

Aunque cuenta poco más de dos centurias, el arte de doblar papel ha evolucionado de forma notable, pasando de figuras sencillas como la rana o el pájaro, recogidas en el libro "Senbazuru Orikata" del año 1797, a las modernas técnicas como el plegado húmedo, el modulado o el teselado, con las que pueden conformarse figuras muchísimo más complejas.

Pero no es esto lo que interesa a José Miguel Palacio (Zaragoza, 1950), como señala Aníbal Voyer Iniesta, de la Asociación Española de Papiroflexia: "Naturalmente él no dibuja estas figuras, qué sentido tendría dibujar un perro de papel tan realista que no parece nada más que un perro…"

No. Lo que más llamó la atención del pintor —hoy contado entre los principales exponentes del hiperrealismo español, junto a otros maestros como Antonio López o Pedro Campos— fue el carácter "impersonal, asexual, apolítico, o atemporal", que le brindaban las neutras formas de papel. "Jugaba con esos elementos para hacer denuncias", comenta Palacio a EL IMPARCIAL.

José Miguel Palacio, comenzó a trabajar con elementos papirofléxicos por primera vez en "Introducción a la vida", un óleo sobre lienzo del año 1980, que se enmarca dentro de su etapa surrealista. El cuadro es un ejemplo perfecto de cómo el pintor utilizaba las figurillas de papel para mandar un sutil mensaje: en el lado izquierdo, una persona con un huevo roto representa la génesis de la vida. En el centro, una partida de ajedrez con jaque mate, referencia a las dificultades que se va a encontrar ese nuevo ser cuando llegue al mundo. En último plano, a la derecha, un carrusel en el que montan varias pajaritas de papel, simboliza el carrusel de la propia vida.

Pero es en el periodo entre 1994 y 2004 cuando emplea la papiroflexia como modelo para su trabajo, utilizándolo como elemento protagonista en casi todas las disciplinas de la plástica: dibujo, pintura, grabado, escultura, debiendo destacar esta última también como obra pública (monumento escultórico). "El protagonismo de la papiroflexia variaba de una obra a otra, en función de lo que quisiera representar, A veces sólo quería hacer estudios de la luz en el papel, y en otras ocasiones me servían como elemento neutro", indica.

Durante estos diez prolíficos años, el maestro realiza más de 120 obras sobre el arte de doblar papel, incluso en joyería. Y concluye así su época surrealista, que daba comienzo en 1979, para embarcarse hasta la fecha en el vanguardista movimiento del Hiperrealismo, con un éxito desbordante, en el que se encuentra inmerso.

Palacio se ha acercado a la papiroflexia desde múltiples campos de estudio. La mayoría de la obra pictórica dedicada a este tema esta imbuida de un fuerte tono onírico, con situaciones que presentan una gran carga simbólica y una atmósfera atemporal. Buenos ejemplos de ello son piezas como la citada "Introducción a la vida", "Eolo cabalgadura papirofléxica", en el que el propio autor se representa a sí mismo montado en una pajarita que surca los cielos, o "La victoria de San Pancracio".

Los grabados también juegan un papel importante en la parte de la obra que el artista ha dedicado a esta temática. La figura de la pajarita está presente en la mayoría de ellos, si bien su importancia varía desde el simple adorno de fondo, el elemento conector, o incluso erigiéndose como la verdadera protagonista y figura central.

En el terreno escultórico, Palacio ha sabido representar con fidelidad y precisión, pero a la vez con personalidad, distintas figuras, que van desde lo clásico, —como el avión de papel, el barco o la pajarita— hasta algo más sofisticado como el "Elefante", el "Monje" o la "Locomotora".

Por último, destaca el "Monumento conmemorativo al hermanamiento entre San Sebastián de los Reyes y Baunatal", instalado en la Avenida de Europa, en San Sebastián de los Reyes, (Madrid), que representa a ambas localidades a través de dos grullas de origami que se miran una a otra.

La exposición podrá visitarse desde el 16 de septiembre al 17 de diciembre de 2017 en el Centro de Historias de Zaragoza EMOZ (Escuela Museo Origami Zaragoza), de martes a domingo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (50)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.