www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

“OJALÁ TE VIOLEN EN GRUPO, PERRA”

miércoles 06 de septiembre de 2017, 14:05h
Inés Arrimadas es una mujer muy inteligente que ejerce la política desde la moderación y el buen...

Inés Arrimadas es una mujer muy inteligente que ejerce la política desde la moderación y el buen sentido. Siempre alejada de los extremismos y de las agresiones verbales, suscita, por la firmeza de su posición españolista, profundas iras de gentes desquiciadas por el órdago secesionista de un sector de la sociedad catalana.

En twitter, una señora ha llegado al insulto grueso y a la miserable amenaza: “Ojalá te violen en grupo, perra”, ha escrito. Inés Arrimadas, sin un solo aspaviento, ha decidido querellarse contra la autora de semejante violencia.

Este paisaje del que ha sido víctima la diputada de Ciudadanos se ha hecho habitual. Todos los días y a todas horas se leen despropósitos en twitter. Es el río que no cesa. El río de las imprecaciones, los insultos y las calumnias. Ciertamente, junto a los despropósitos, la mayoría de las personas que utilizan twitter ejercen su derecho a la libertad de expresión con moderación.

Es cierto que insultos y calumnias están contemplados en el Código Penal y se puede actuar jurídicamente contra los infractores y los presuntos delincuentes en las redes. Pero no basta. Las circunstancias que envuelven las redes sociales exigen que las diversas naciones lleguen a un acuerdo y que el Derecho Internacional regule unas prácticas nuevas que solo de refilón se pueden juzgar desde los actuales códigos penales.

Los juristas más solventes propugnan que el acuerdo internacional se produzca con la mayor celeridad posible y que, con el reconocimiento pleno a la libertad de expresión, se regulen las penas a los presuntos delincuentes.

Por fortuna, la reacción en favor de Inés Arrimadas ha sido generalizada y con alta probabilidad el juez al que corresponda el asunto pondrá las cosas en su sitio, a la espera de que el Derecho Internacional se amplifique para la regulación de las redes sociales.