www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SEDICIOSOS Y GOLPISTAS, A LA CÁRCEL

viernes 15 de septiembre de 2017, 12:33h
Un sector muy amplio de la opinión pública, a tenor de algunas encuestas, cree que el Gobierno debe detener a los responsables...

Un sector muy amplio de la opinión pública, a tenor de algunas encuestas, cree que el Gobierno debe detener a los responsables del órdago secesionista catalán y ponerlos a disposición de la Justicia. Están perpetrando con el mayor cinismo un golpe de Estado. Lo normal es que los jueces sentencien los delitos cometidos con penas de cárcel. Carlos Puigdemont, Oriol Junqueras y el pobre Arturo Mas modificarán su altivez y sus intemperancias cuando estén entre barrotes.

No disculpo corrupciones, prevaricaciones, mordidas y otras especies. Pero esos delitos al lado del que están cometiendo los responsables del órdago secesionista no pasan de ser peccata minuta. El intento de fragilizar a España, primero, y de fracturar después cinco siglos de Historia unida es una de las operaciones más graves que se han perpetrado contra nuestra nación.

El Gobierno no necesita nuevas razones para actuar de forma contundente, siempre dentro de la ley y sin salirse de lo que la ley limita y ampara. Los partidos constitucionalistas respaldan al presidente del Gobierno en un ejercicio de unión política para garantizar la estabilidad de España. Partido Popular, PSOE y Ciudadanos superan con creces los dos tercios del Congreso y casi el cien por cien del Senado. Sin remilgos ni tapujos, sin veladuras ni vacilaciones, ha llegado el momento de hacer caer todo el peso de la ley del Estado de Derecho sobre los presuntos delincuentes que pretenden trocear España.