www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EN LA PREVIA DE LA ÚLTIMA JORNADA DE CLASIFICACIÓN PARA RUSIA 2018

La FIFA sigue irritando a América: Infantino ve 'injusto' que Messi no vaya al Mundial

La FIFA sigue irritando a América: Infantino ve "injusto" que Messi no vaya al Mundial

martes 10 de octubre de 2017, 03:24h
El presidente del organismo ha declarado en estas semanas su tristeza ante una posible ausencia de Argentina.

El presidente de la FIFA, el ítalo-suizo Gianni Infantino, llegó el pasado miércoles a territorio argentino. Allí arribó para conversar con los organizadores de la candidatura que Argentina, Uruguay y Paraguay han confeccionado para organizar la Copa del Mundo de 2030. En ese año se cumplirá el centenario del primer Mundial, que se celebró en el país charrúa, por lo que las federaciones de las tres naciones en liza pretenden congraciarse con el máximo gestor del balompie para redondear la efeméride con el regreso de la pelota a donde arrnacó su periplo en cuanto a las citas mundialistas.

Pues bien, conicidió esta estancia de Infantino en Argentina con las dos últimas jornadas de las eliminatorias de América para la clasificación hacia el Mundial de 2018. Y, recién llegado a Buenos Aires, declaró que "no es solo el honor y el placer de estar aquí en Argentina, sino también la emoción de estar en un país que tiene una ciudad que escribió muchísimas de las páginas más emocionantes no de la historia del fútbol, sino de la leyenda y el mito del fútbol. Gracias a Argentina el fútbol hoy es lo que es".

Además, a 48 horas de que la Albiceleste jugara en la Bombonera contra Perú, el mandatario que se propone, con poco éxito, limpiar el halo de corrupción y sospecha que persigue a la FIFA, manifestó que Argentina "puede hacer mucho por el fútbol mundial", lamentó la posibilidad de no ver a Messi en el campeonato ruso y subrayó que el equipo "es un ejemplo con los jugadores que juegan, como (Lionel) Messi y todos sus compañeros".

Tuvo tiempo -acompañado por el presidente de la AFA (Asociación de Fútbol de Argentina), Claudio Tapia, el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y los de Paraguay y Uruguay, Horacio Cartes y Tabaré Vázquez- de establecer un paralelismo entre la FIFA y la AFA en cuanto a lo sufrido por la corrupción de sus cúpulas directivas. Y los esfuerzos que están realizando por limpiar esa imagen y regenerarse. Es decir, aliñó sus apreciaciones sentimentales para con la actualidad futbolística con un intento por estrechar lazos con la federación que ha controlado buena parte de los trapicheos que han asolado a la credibilidad del fútbol en América, durante la época de Grondona.

El resultado directo fue la reacción airada de la prensa peruana, que tildó de tramposos a los argentinos, interpretando que la costumbre de gestar coimas en favor de la selección blanquiazul seguía vigente. "¡Rateros! Presidente de la AFA, la Conmebol y la FIFA acordaron robarnos el partido de mañana. Los tres estarán en el palco oficial" era la portada del diario Todo Sport. Varios medios más catalogaron como sospechos la reunión que los tres dirigentes mantuvieron a puerta cerrada en la previa del duelo.

La plantilla del seleccionado andino llegó a la capital argentina, decían, sabiendo que iban a tener que jugar también contra el árbitro. Finalmente, los peruanos exhibieron capacidad defensiva y sacaron un empate celebrado por un buen puñado de países vecinos, que, efectivamente, habían creido el refresco de los manejos entre la FIFA y la AFA.

El caso es que este lunes, a 24 horas del trascendental partido que Argentina disputará en Quito -en el que podría quedar fuera del Mundial del próximo verano, generando un cataclismo considerable en cuando a patrocinadores relacionados con la FIFA-, La Nación ha publicado una entrevista en la que Infantino vuelve a efectuar apreciaciones que le relacionan con un cariño especial para con los campeones del mundo en 1978 y 1986.

"Sería injusto que Messi no ganara un Mundial. Bueno, se gana Mundiales si se merece. Hay que ver quién lo merece más en el 2018, en el 2022. Y es así, tenemos muchísimos grandes jugadores que no ganaron el Mundial, tenemos muchos jugadores no tan grandes que sí ganaron el Mundial. Eso es la belleza del fútbol", proclamó al tiempo que reflexionó que "los 80 y los 90 fueron de Maradona, estos últimos diez años, de Messi. Por supuesto, Maradona ganó también un Mundial. Sí, Messi todavía tiene que ganar un Mundial".

"Cuando lo vemos jugar parece que nadie lo puede tocar. Nunca se rompe, nunca se enferma. Y es tan rápido que, aunque quieran pegarle, no pueden. Por supuesto es uno de los actores principales y absolutos del fútbol de hoy, alguien que hace enamorar, que juega de una manera absolutamente increíble", halagó a Messi antes de que se juegue el pase al torneo del que depende buena parte de la financiación de la FIFA. Con Uruguay, Colombia, Chile, Perú y Paraguay pugnando en la misma batalla. Las suspicacias, como era predecible, han vuelto a saltar.

Porque Ecuador, juez en este caso, está ya eliminado y no se juega nada. Esa circunstancia abre todo tipo de hipótesis que tienden a la compra del partido, a los maletines. El historial de Grondona y de Blatter y Havelange es largo y turbio en cuanto a la sintonía que mostraban y el fango que se ha desnudado en sus modus operandi. Por todo ello, la lupa estará fijada en los futbolistas locales y en el cuerpo arbitral más que en Messi. La historia de desconfianza es gruesa y las declaraciones del máximo dirigente del fútbol internacional no han ayudado a afianzar la limpieza y legitimidad que quiere recuperar para la maltrecha imagen de su organización.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios