www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Fútbol en la intimidad

domingo 06 de julio de 2008, 18:39h
El último domingo de junio fue un día de asueto y descanso familiar para el 90% de los donostiarras, que coincidieron en quedarse en sus casas, convirtiendo las calles en un escenario desértico. San Sebastián no suele ser una ciudad especialmente bulliciosa los domingos por la tarde, pero el pasado día 29, el habitual aire afrancesado de la ciudad se cubrió de un inquietante silencio, sólo roto por el ruido de las motos de los ‘telepizzeros’ que, vaya a saber usted por qué, tuvieron más trabajo de lo habitual. Supongo que la mayoría de los vascos practicantes –de lo vasco- que decidieron quedarse en casa entre las nueve y las diez y media de la noche de ese domingo lo harían para debatir en familia sobre la propuesta del lehendakari o para visionar las traineras que se exhibieron ese día, bajo la atenta mirada de Ibarretxe, en la Expo de Zaragoza. Otros tantos pasarían la tarde visionando partidos de pelota grabados para recrearse en las jugadas de los pelotaris y sólo algunos encenderían la tele para animar a Alemania, que aquella tarde –por si alguien no lo sabía- se jugaba la Eurocopa contra el combinado estatal-opresor.

Los cohetes que sonaron al final del partido, los suspiros generalizados que se escuchaban a cada ocasión del equipo rojo y los gritos contenidos que se dejaron oír cuando el Niño Torres marcó el gol que le dio la victoria al Estado español, fueron imaginaciones febriles de maketos, leyendas urbanas inventadas por los españoles que, a través de su poderoso aparato propagandístico tratan, una y otra vez, de amilanar y contaminar el orgulloso espíritu vasco. Puede que se oyera alguna bocina por las calles y algún que otro “podemos”, pero eso sólo fue porque el tolosarra Xabi Alonso ganó la Eurocopa. ¿O qué se creían?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.