www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PUIGDEMONT DEJA EN LA ESTACADA A SUS COMPAÑEROS

viernes 03 de noviembre de 2017, 12:33h
Sin ambigüedades. Sin veladuras. Sin medias tintas. El expresidente felón Carlos Puigdemont no solo ha dejado en la estacada...

Sin ambigüedades. Sin veladuras. Sin medias tintas. El expresidente felón Carlos Puigdemont no solo ha dejado en la estacada a sus compañeros del Govern sino que ha contribuido a su encarcelamiento al hacer evidente el riesgo de fuga, facilitando a la juez su decisión. Como las ratas que se escapan del barco a punto de hundirse, el botarate que fue presidente de la Generalidad se fugó a Bruselas sin otro objetivo real que eludir, o al menos dificultar, su ingreso en la cárcel. En lugar de ponerse al frente del presunto delito por él dirigido, Carlos Puigdemont se ha portado como un cobarde, dejando comprometidos a sus principales colaboradores.

Su injustificable actitud, que él trata de justificar, el sainete que ha interpretado entre el regocijo de la opinión pública, el esperpento del que es símbolo y ejemplo, le permitirá tal vez prolongar su libertad pero la maquinaria de la Justicia, la española y la europea, terminará por triturarle.

Ha quedado claro que lo peor en Carlos Puigdemont no es su ideología decimonónica, no es su incapacidad para la gestión, no es su falta de coherencia, no es su irrenunciable volubilidad…, es su indecente cobardía. Los que le han rodeado callan en público pero en privado le ponen de chupa de dómine. ¡Qué falta de seriedad, qué ausencia de grandeza, qué imagen de político de República bananera!