www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CARLOS PUIGDEMONT, CAUDILLO DE CATALUÑA POR LA GRACIA DE LA CUP Y GENERALÍSIMO DE SUS EJÉRCITOS DE TIERRA, MAR Y AIRE

martes 14 de noviembre de 2017, 12:21h
Este payasito menor, este botarate de medio pelo, este ser ridículo y miserable, Carlos Puigdemont, quiere ser Caudillo de Cataluña...

Este payasito menor, este botarate de medio pelo, este ser ridículo y miserable, Carlos Puigdemont, quiere ser Caudillo de Cataluña por la gracia de la CUP y Generalísimo de sus Ejércitos de Tierra, Mar y Aire. Napoleoncito de pitiminí, lo tenía todo preparado para declarar la independencia, restablecer la mili y ponerse al frente de un Ejército de 22.000 hombres. Proyectaba también la adquisición de una avioneta de combate e, incluso, nombrar un ministro de Marina que se dedicara a soplar barquitos en la bañera de su cuarto de baño.

Todo es tan grotesco, tan desmesurado, tan fuera de la realidad que lo único cierto es que, a costa de los impuestos con los que ha sangrado a los contribuyentes catalanes, ha desarrollado “embajadas” en varios países extranjeros y ha engordado cuentas corrientes en diferentes Bancos para vivir del cuento en Bruselas. La Guardia Civil está ya investigando el cariz de esas cuentas que permiten a Carlos Puigdemont disfrutar de la vida en la capital belga, mientras sus compañeros permanecen en la cárcel por el riesgo de fuga que él protagonizó.

El descubrimiento del proyecto de Ejército nacional y del presupuesto con que sería dotado ha provocado la carcajada en Europa. Algunos no se ríen tanto. Carlos Puigdemont organizó a 17.000 mozos de escuadra cuyos jefes engañaron a la Guardia Civil y a la Policía nacional en el referéndum del 1 de octubre. En todo caso, ahí está, al descubierto, el nuevo esperpento: el expresidente felón pretendía disponer de un Ejército de 22.000 hombres para consolidar el desgarramiento de España, tras 500 años de Historia unida.