www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESCRITOR NICARAGÜENSE

Sergio Rámirez, Premio Cervantes

jueves 16 de noviembre de 2017, 14:37h
El escritor nicaragüense Sergio Ramírez
Ampliar
El escritor nicaragüense Sergio Ramírez (Foto: Efe)
Alfaguara ha publicado este año su última novela, Ya nadie llora por mí.

Sergio Ramírez, escritor y político sandinista, ha sido reconocido este jueves con el Premio Cervantes, el galardón más importante de las letras españolas. Ramírez ha publicado este año en Alfagura Ya nadie llora por mí, una novela de género policaco.

El fallo del jurado afirma que Ramírez ha sido premiado "por aunar en su obra la narración y la poesía y el rigor del observador y el actor, así como por reflejar la viveza de la vida cotidiana convirtiendo la realidad en una obra de arte, todo ello con excepcional altura literaria y en pluralidad de géneros, como el cuento, la novela y el columnismo periodístico”.

Nació en Masatepe, en el Departamento de Msaya, Nicaragua, el 5 de agosto de 1942, es hijo de un agricultor y de una profesora de Secundaria.

En 1975 se integró en el Frente Sandinista como miembro de la denominada Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional y tras el triunfo de la revolución en julio de 1979, fue nombrado presidente de la Junta de Gobierno del Frente de Reconstrucción Nacional. En las elecciones generales nicaragüenses del 4 de noviembre de 1984, en las que ganaron los sandinistas, fue nombrado vicepresidente del Gobierno. Trabajó para el restablecimiento de la paz en el país mediante negociaciones entre diferentes grupos y a través del tratado de Esquipulas.

El 25 de febrero de 1990 se presentó como candidato a la vicepresidencia de la nación por el Frente Sandinista, elecciones que marcaron el fin de la década sandinista al ganar el partido Unión Nacional Opositora (UNO). Le sucedió como vicepresidente Virgilio Godoy. Desde su escaño en el Parlamento, como jefe de la corriente sandinista renovadora, fue la oposición a la nueva administración.

Tras celebrarse el primer congreso del FSLN, en julio de 1991, Ramírez comenzó a afianzarse como líder sandinista al ser incluido en la dirección del partido. Sin embargo, por sus progresivos choques con la línea ortodoxa de Daniel Ortega, en mayo de 1994 quedó excluido de la dirección del partido. Poco tiempo después también perdió su escaño parlamentario.

Ya nadie llora por mí

El inspector Dolores Morales está dado de baja en la Policía Nacional desde hace años y ahora trabaja como investigador privado. La mayoría de sus casos son adulterios de una clientela de pocos recursos. Pero un encargo va a sacarlo de la rutina: la desaparición de la hija de un millonario.

Pronto el caso se revela como la punta de un iceberg en el que toman forma la corrupción y el abuso de poder que subyace en el discurso revolucionario de la Nicaragua contemporánea. (Alfaguara)

En enero de 1995 decidió abandonar el Frente Sandinista tras veinte años de militancia y acto seguido promovió la constitución del Movimiento Renovador Sandinista (MSR), que pasó a presidir. Candidato a la presidencia por el MRS en las elecciones de octubre de 1996, fue derrotado por Arnoldo Alemán y su partido no consiguió escaño en la Asamblea.

Después compatibilizó la política con la dirección del "El Semanario" y la literatura, a la que poco a poco fue dedicando más tiempo. A esta época pertenecen sus obras Castigo Divino (1988), La marca del Zorro (1989), Oficios compartidos (1994), Charles Atlas también muere (1994), Un baile de máscaras (1995), reconocida con el Premio Laure-Bataillon 1998 en Francia, Adiós muchachos (1999), Mentiras verdaderas (2000) y el recopilatorio de cuentos Catalina, Catalina (2001).

Volvió a la política con motivo de las presidenciales del 4 de noviembre de 2001, en las que, a su pesar, el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS), del que se había alejado, y el opositor Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) concurrieron juntos. En estos comicios, ganó el liberal Enrique Bolaños frente al sandinista Daniel Ortega.

En 2002 publicó Sombras nada más, a la que continuaron El viejo oficio de mentir (2004), Mil y una muertes (2005), El señor de los Tristes (2006) o El reino animal (2006). Más recientemente ha publicado Tambor olvidado (2007), Juego perfecto (2008), Cuando todos hablamos (2008) y El cielo llora por mí (2008).

Entre otros, ha sido distinguido con la Medalla Presidencial con motivo del Centenario del nacimiento de Pablo Neruda y ha recibido el Premio del Concurso Latinoamericano de Cuento de la revista venezolana Imagen, el Premio a la mejor novela publicada en Francia por Un baile de máscaras y el Premio Alfaguara de Novela por Margarita, está linda la mar, sobre la dinastía Somoza.

Es además doctor honoris causa por la Universidad Clermond-Ferrand (Francia) y cuenta con los Premios Bruno Kreisky a los derechos humanos y José María Arquedas (Cuba).

En noviembre de 2014 recibió el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria por "conjugar una literatura comprometida con una alta calidad literaria". El jurado destacó el papel de Ramírez "como intelectual libre y crítico, de alta vocación cívica".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.