www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

HAN SIDO PROGRAMADAS 19 FUNCIONES

El Teatro Real recibe con una gran ovación el estreno de La Bohème, de Puccini

EL IMPARCIAL
martes 12 de diciembre de 2017, 09:29h
El prestigioso director teatral británico Richard Jones es el responsable de la puesta en escena de la ópera.

El estreno de La Bohème, de Giacomo Puccini, en el Teatro Real este lunes fue acogido con una gran ovación. La ópera que está considerada la más representada del mundo será puesta en escena hasta el 8 de enero en una coproducción con la Lyric Opera de Chicago y la Royal Opera House de Londres.

La génesis de esta pieza está minuciosamente documentada gracias a la abundante correspondencia entre Puccini, su editor y mentor Giulio Ricordi, y los libretistas Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, quienes construyeron un libreto coral, en el que cuatro jóvenes artistas bohemios sortean las dificultades económicas y las inclemencias del tiempo con humor e ilusión, buscando su lugar en un París efervescente, bullicioso e invernal.

"La historia de amor trágica entre uno de ellos, Rodolfo, aspirante a poeta, y la sastrecilla Mimì, cuya muerte, inexorable, les sorprende, articula una especie de camino iniciático que despide los desenfrenos y sueños de la juventud y revela la vida real, con toda su contundencia y transcendencia", explica el Teatro Real.

Con su genial paleta orquestal, su dominio de la prosodia y su enorme talento dramático, "Puccini va construyendo la personalidad de los jóvenes con su característica habilidad para articular los destellos más anecdóticos y divertidos de lo cotidiano con los sentimientos más hondos, pasionales y arrebatadores". Su orquestación sugiere, "con enorme eficacia tímbrica", desde detalles como el serpenteo de las llamas o el tintineo de las monedas, hasta una ambientación casi cinematográfica del bullicio de París.

En su propuesta dramatúrgica, el prestigioso director de escena británico Richard Jones y el escenógrafo y figurinista Stewart Laing presentan la ópera como una sucesión de escenas de la vida bohemia presentadas al espectador sin ocultarle los trabajos de backstage que normalmente desarrollan los técnicos detrás del escenario. Así, el público ve como se cambian los decorados, cómo se utilizan diferentes artilugios para lograr efectos teatrales y cómo se amontonan elementos escenográficos en las bambalinas, como si fueran retazos de vida apiñados en la memoria.

"Situándose en el lugar privilegiado, pero también incómodo, del voyeur, el espectador contempla permanentemente el pasado y el presente de los personajes, incapaz de sumergirse en el París frío y efervescente de los jóvenes bohemios porque lo verá siempre representado sobre el escenario", añade el Teatro Real.

Dos repartos dan vida a esta popular ópera coral, en la que destacan, en los papeles principales, las sopranos Anita Hartig y Yolanda Auyanet (Mimì), los tenores Stephen Costello y Piero Pretti (Rodolfo) y las sopranos Joyce El-Khoury y Carmen Romeu (Musetta), secundados por los barítonos Joan Martín-Royo y Manel Esteve (Schaunard), Etienne Dupuis y Alessandro Luongo (Marcello); los bajos Mika Kares y Fernando Radó (Colline) y Roberto Accurso(Alcindoro); y el tenor José Manuel Zapata (Benoît).

La dirección musical corre a cargo de Paolo Carignani, que estará al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y de los Pequeños Cantores de la ORCAM.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios