www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ALBERT RIVERA SE MERIENDA A MARIANO RAJOY EN CATALUÑA

miércoles 13 de diciembre de 2017, 12:15h
A pesar del acierto en las medidas tomadas tras el 1-O, el Partido Popular no solo no despega en...

A pesar del acierto en las medidas tomadas tras el 1-O, el Partido Popular no solo no despega en Cataluña sino que bordea el precipicio de la insignificancia. Para destacados dirigentes del PP, Mariano Rajoy debería reflexionar sobre las consecuencias de los consejos políticos de Pedro Arriola y de la sandez de su máxima: “No hay que hacer nada porque el tiempo lo arregla todo y lo mejor es tener cerrado el pico”.

Ahí están las consecuencias. El pasotismo, la pasividad, la indolencia durante los años dorados de la mayoría absoluta han pasado una abultada factura al Partido Popular. Claro que pasan cosas. Lo máximo que puede pasar: que una región española ha estado a punto de independizarse de España después de 500 años de Historia unida. Tarde, muy tarde, desesperantemente tarde, y una vez proclamada en el Parlamento catalán la independencia de Cataluña y la República, Mariano Rajoy reaccionó con acierto y con el apoyo de la Corona, pues el discurso del Rey del 3 de octubre despertó el patriotismo nacional.

Los constitucionalistas catalanes prefieren, sin embargo, según las encuestas, a Ciudadanos y al PSC. No confían en Mariano Rajoy después de los largos años de no hacer nada. Para el PP es ya demasiado tarde. Como partido tiene perdido el envite catalán y solo aspira a maquillar el resultado y que sus escaños resulten imprescindibles para una eventual mayoría constitucionalista.

Mariano Rajoy ha salido de su pasividad y se ha decidido a intervenir en la campaña catalana. Albert Rivera se lo está merendando. Los catalanes que se sienten españoles prefieren a Albert Rivera y por eso Ciudadanos pugna en las encuestas incluso con la victoria relativa. Veremos lo que dirá el voto real depositado en las urnas.