www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOCICLISMO

Marc Márquez: “Me siento catalán y español y no tengo pelos en la lengua al decirlo”

jueves 21 de diciembre de 2017, 20:01h
El campeón del Mundial afirma, sin cortapisas, su posición política.

Marc Márquez se ha manejado siempre, desde su precoz éxito, con absoluta franqueza con respecto a cualquier tema que le sea planteado. Ya fuera éste su escaramuza con Valentino Rossi en el pasado curso o su rivalidad con Jorge Lorenzo. Con siete Mundiales de motociclismo a las espaldas en 24 años, parecería que su estilo arriesgado hasta límites imprudentes sobre el asfalto se tradujera en firmeza y seguridad cuando ha de dar voz a su figura a través de un micrófono.

Su personalidad ha quedado fuera de toda duda y sus declaraciones relativas al desafío independentista catalán ya había subrayado su vehemente manejo de lo que quiere orfecer y lo que no. “Lo que está pasando en Catalunya con el referéndum del 1 de octubre me preocupa, como a toda la sociedad, pero no me voy a mojar”, respondió antes de la consulta para, de inmediato, recalcar que "me afecta como ciudadano, pero no entiendo lo suficiente. Con lo que leo en las noticias, con lo que puedo extraer, no es suficiente. Prefiero guardarme mi opinión y verlas venir, a ver qué pasa".

Su pronta madurez le permitió, entonces, ofrecer el primer capítulo de la sentencia que se ha hecho pública este jueves, 21 de diciembre y fecha en que se están desarrollando las históricas elecciones catalanas. Así descorchó su sinceridad hace meses: “Soy catalán porque vivo en Cataluña, pero me siento español porque Cataluña está dentro de España. Así de sencillo. Es como un andaluz, que se sentirá andaluz y español, y él si saca la bandera andaluza, seguramente no pasaría nada. Pero con la situación que hay, pasa esto y tenemos que ir con pies de plomo. Yo corro en la pista por mi afición y mi afición se representa con el 93”.

Entonces, fue tildado de "cobarde" por la trinchera independentista. Ahora, en una entrevista concedida a la revista GQ, que le ha nombrado Hombre del Año, el campeón del mundo nacido en Cervera -Lleida- ha proclamado lo que susurró en la expuesta declaración. “Yo me siento catalán y español. No tengo pelos en la lengua al decirlo”, declama.

En el texto, que será publicado en enero, Márquez argumenta sobre la abrasiva marea de críticas que le cayó encima tras aquellas manifestaciones. Lo hace del siguiente modo: "Ya hace cuatro años que cada vez que gano saco la bandera de mi fanclub. Después, cuando subo al podio, ya tenemos ahí la bandera española en lo más alto y el himno de España y todo lo que tú quieras. Me dio un poco de rabia (el ataque recibido), porque, al final, la gente se olvida que sigo viviendo aquí, que pago mis impuestos aquí. Y al típico que saca la bandera pero no está pagando sus impuestos aquí, que no está viviendo aquí, a ese no se le critica".

"La gente, antes de escribir algo en las redes sociales, debería informarse bien", concluye el icono del deporte español. La polémica surgida por que nunca haya lucido la senyera tras sus victorias y sí la bandera nacional le ha salpicado hasta el final del último trazado de 2017. Y es que la rumorología ha explicado que la Generalidad le presionó en 2013 para que dejara de celebrar con la rojigualda y comenzara a hacerlo con la enseña catalana. Finalmente, Márquez salió por la tangente y empezó a usar una apolítica en la que figura su número y está dedicada a los colores que lucen sus fans.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.