www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

La rueda de prensa más árida de Zidane en el Real Madrid
Ampliar

La rueda de prensa más árida de Zidane en el Real Madrid

martes 09 de enero de 2018, 22:40h
El mercado de fichajes, la situación del equipo o su presunto desafío a Florentino, sobre la mesa.

Zinedine Zidane empeora este curso los números en Liga que provocaron la destitución de Rafael Benítez. Esa es la parte tangible de la crisis que le ronda. El técnico español fue despedido con una cosecha de 37 puntos, a cinco del Barcelona y cuatro del Atlético de Madrid. El francés, tras la jornada 18, acumula 32 puntos y se encuentra a 16 puntos del líder culé y a siete de los rojiblancos. Aunque ganara en Butarque, su monto de puntos no le daría para empatar el conseguido por el preparador que dirige, en la actualidad, al Newcastle.

Lo intangible, que marca una distancia nítida entre ambas situaciones, es que Zizou ha ganado dos Ligas de Campeones en dos cursos y medio, llegando a recoger cinco títulos en 2017. Pero ese crédito, que le otorga legitimidad en la cúpula directiva, no es lo más importante. El parámetro que le coloca en una posición mejor que el preparador madrileño es la amplia aceptación de la que disfruta en su relación con las vacas sagradas de vestuario merengue. Por todo ello, el autor del gol decisivo de la Novena no está discutido a pesar de la debacle de juego y resultados que arrastra en Liga.

Sin embargo, la tempestad del entorno no le es ajena. Ni mucho menos. Después de dejarse dos puntos en Vigo el pasado domingo declaró que "soy el responsable de detectar los problemas del equipo". "A veces jugamos 90 minutos muy buenos pero últimamente no lo estamos consiguiendo. Ellos (el Celta) en la segunda parte nos hicieron daño en la presión y no jugamos como se debe. El fútbol no es como tu lo piensas, a veces hay momentos de dificultades. No es que hayamos jugado mal los 45 minutos de la segunda parte pero hay cosas en las que no somos nosotros", diagnosticó.

Y destacó el técnico que a su vestuario le falta "regularidad". Un análisis más profundo evidencia falta de rigor táctico, de compromiso de todas las piezas en fase defensiva, dificultad para jugar entre líneas y mantener la concentración cuando toca gestionar una ventaja. Este collage provoca que el abrazo de la épica ya no sea tan efectivo como en la temporada precedente y que las remontadas no resulten costumbre en Chamartín, Asimismo, la interpretación del contragolpe y la negación del control del juego a través de la posesión ya no es tan industrialmente fructífera y la sangría de puntos es su consecuencia directa.

Pero con Zidane nunca se tiene constancia de si desconoce todos estos ítems o simplemente se los guarda a la hora de ofrecer el mensaje público. Sea como fuere, la gravedad que trata de disimular ante los micrófonos queda refutada, así lo ha hecho este martes, con la extensa charla técnica que ha ofrecido a sus futbolistas y que ha retrasado, de forma considerable, su rueda de prensa más complicada desde que tomó las riendas del club de Concha Espina.

Sobre esa reunión, de tres cuartos de hora, se limitó a declarar que "no voy a decir lo que hablamos", "Son charlas como pueden pasar en un equipo. Lo podéis analizar como queráis, decir que es un momento de crisis pero nosotros estamos para buscar soluciones y hablar para intentar hacer bien las cosas", ha reconicido antes de zanjar que "la charla ha sido más larga que otras, pero nada más". "Una charla es porque pienso que es necesaria, no la hago por hacerla, evidentemente. Cuando nos reunimos es para sacar algo de esta reunión", decribió.

La comparecencia, que parecería traquila pues se trataba de una rueda de prensa previa al duelo de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey ante el Numancia, rápidamente se tornó en un examen al técnico. Uno de los elementos más polémicos es su afirmación de no necesitar porteros al tiempo que su presidente estaría negociando para incorporar al meta vasco Kepa Arrizabalaga. Esas declaraciones se han tomado como un desafío a Florentino Pérez, pero Zidane ha mostrado su cara más serie para desestimar tal hipótesis.

"No necesito a nadie y ya está. Soy muy claro: no quiero a nadie. Tenemos una plantilla en la que creo aunque hay momentos en una temporada complicados. Tenemos todo por delante y vamos a ver lo que pasa a final de temporada que es cuando se analizan las cosas y si debe haber cambios los habrá. Lo que digo es porque creo en mi plantilla y no porque alguien me diga que voy a pensar lo contrario en cuatro meses por unos malos resultados. No voy a cambiar", desglosó antes de confesar el origen de su explícito y airado malestar.

"Lo que me molesta más es que con los comentarios que hago se diga que voy a echar un pulso a mi presidente o al club. Quien diga eso no me conoce. Yo soy uno más aquí, voy a pasar y nadie está por encima del Real Madrid. Nunca voy a echar un pulso al club, a mi afición ni al presidente", proclamó. Y quiso finiquitar la cuestión resaltando que "hablo de mi plantilla porque creo en ella, son mis valores y la voy a defender hasta la muerte. Si se piensa que no soy la persona adecuada lo vamos a ver y nada más, pero voy hasta el final con lo que creo hasta que me cambien".

"Lo decía de esta manera para explicar las cosas, porque todo el mundo saca el lado negativo ahora mismo. Todo lo que sale es negativo y lo que yo digo es que la gente dice muchas cosas, que estoy echando un pulso al presidente y no me gusta nada porque no es verdad. "Estoy aquí y sé que algún día esto se va a acabar, pero voy a hacer mi trabajo al tres mil por ciento. Creo en mi trabajo, en el que hacen mis jugadores. No significa que cuando tengamos unos meses malos tire la toalla ni baje los brazos, asumo mi responsabilidad hasta el final. El plan es trabajar, porque con lo de ahora no es suficiente", se defendió con el tono más cortante que se le recuerda.

Preguntado por algunos de los jugadores que no están compitiendo en su mejor versión, Zidane pasó al ataque para defender a los suyos. "Hay muchos partidos y voy a necesitar a todos mis jugadores. Mucha gente piensa que algunos están mal y que los tengo que sacar del equipo. Todo lo contrario, si un jugador está mal busco soluciones con él y le ayudo. Me interesa más la unidad. No soy de los que cuando algo está mal le echa mierda", subrayó.

"Aquí estamos todos en el mismo barco y nadie tiene la culpa, es de todos, yo el primero, que soy el responsable. Hay cosas difíciles por la culpa de todos, no de uno o de dos", arguyó para, de inmediato, expresar que "hemos hecho dos años espectaculares, hay que recordarlo a la gente y que no lo olvide". "Es verdad que lo más importante es el día siguiente y lo que pasó ya pasó y no importa, pero no es así. No hay que tirar lo que hicimos hace 20 días", puso en relevancia y argumentó que "no puedo decir que todo es una mierda, hicimos cosas buenas y me quedo con ellas (en Balaídos)".

Y ante el cuestionamiento a su labor como gestor del grupo de futbolistas o su falta de mano dura, Zidane avanzó que "la dificultad es motivar a un equipo que ha ganado muchas cosas, pero la motivación es un factor muy importante". "Siempre hay que pasar revista a los jugadores y ver qué podemos mejorar. Podemos pensar que la Liga está sentenciada, pero no es lo más importante. Tenemos la Copa del Rey y la Champions el 13 de febrero. Ese momento hay que prepararlo desde ya, motivar a mis jugadores para encontrar soluciones", remató.

Finalizó su alocuación el francés del siguiente modo: "No estoy a gusto con la situación porque me gustaría estar mejor en la Liga, pero lo que tengo que hacer es seguir trabajando y dar lo máximo que tengo. Como lo de hasta ahora no es suficiente, buscar que cada uno dé un poco más. Sabía que el trabajo de entrenador es difícil, me he preparado tres años y medio para esto, sabiendo que podían llegar estos momentos y sobre todo aquí. Es una parte de mi trabajo. No puede estar todo siempre bien, la vida es así. Pero nadie me va a quitar las ganas de seguir trabajando fuerte".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.