www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TORRENT Y EL VOLUNTARISMO POLÍTICO DE SANTAMARÍA Y RAJOY

jueves 25 de enero de 2018, 11:38h
El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, es un independentista radical. De él no se puede esperar otra cosa que...

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, es un independentista radical. De él no se puede esperar otra cosa que maniobras favorables al secesionismo catalán, como de los Mossos d’Esquadra no se podía esperar el 1 de octubre otra cosa que añagazas y trampas favorables al referéndum ilegal. Pero Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy están en el voluntarismo político. Y creen que va a pasar lo que al Gobierno le conviene que pase.

Qué error, qué inmenso error. Solo la aplicación estricta de la ley, solo la cárcel si así lo deciden los jueces, cuarteará la decisión de los dirigentes soberanistas. Las componendas, las merengosidades, el indecente pasteleo, carecen de la menor utilidad. Hay que intentar hasta la extenuación el diálogo y la negociación, pero no se puede dialogar ni se puede negociar con los que exigen el sí o sí a la otra parte negociante.

En mi opinión, no hay que llegar a la fórmula empleada por la II República Española contra el secesionismo catalán. Pero no está de más recordar que el presidente del Gobierno, el antimilitarista e izquierdista radical, Alejandro Lerroux, cuando en 1935 se produjo una situación similar a la protagonizada por Puigdemont, proclamó el Estado de guerra en Cataluña y ordenó al general Batet que tomara militarmente el edificio de la Generalidad. Detenido Luis Companys y su Gobierno, la Justicia de la II República condenó a los líderes secesionistas a 30 años de cárcel.

En una situación de la gravedad que ha vivido y vive Cataluña, hay que huir del voluntarismo político. En lugar de creer que los dirigentes secesionistas se están fragilizando y se portarán como a Mariano Rajoy le conviene, habrá que poner los pies sobre la realidad y partir de la base de que harán todas las trampas y maquinarán las más varias jugarretas para engañar al Gobierno español y proseguir con su marcha abiertamente encaminada al despedazamiento de España.