www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESOLVER DE UNA VEZ LA SITUACIÓN

martes 30 de enero de 2018, 10:58h
Pocas veces la opinión pública había sido acosada día tras día, hora tras hora, como ahora con la pesadez...

Pocas veces la opinión pública había sido acosada día tras día, hora tras hora, como ahora con la pesadez secesionista catalana. El hartazgo ha alcanzado límites insufribles. No voy a entrar hoy en el fondo gravísimo de una cuestión que puede fracturar 500 años de la historia de España unida. Quiero recordar ahora que no se puede mantener a una región paralizada por el egoísmo y la megalomanía de un grupo de políticos. Están semiparados los empresarios, el flujo económico, la sanidad, la educación, las relaciones comerciales. Que Cataluña se haya nutrido políticamente solo de un mismo tema desde hace tres años -la secesión- resulta por completo lamentable. Y que desde hace cinco meses la parálisis se extienda por todo el cuerpo social catalán, resulta insoportable para una población que lo que desea es trabajar con normalidad.

Parece claro que Cataluña necesita un Govern que gobierne, unas instituciones que funcionen y un presupuesto que no se despilfarre en financiar la aventura secesionista. Son muchos ya los que claman, desde el sentido común, para que concluyan los despropósitos y los egoísmos personales. Inútil propagar que no pasa nada y que la vida catalana transcurre al margen de las piruetas políticas. No es así. Cada día se nota más la falta de decisiones parlamentarias o gubernamentales constructivas; cada día se acentúa la incertidumbre; cada día la inquietud y el miedo al futuro.

Es lamentable, en fin, lo que está sucediendo en una de las mejores naciones europeas, visitada en 2017 por más de 82.000.000 de turistas, la segunda del mundo en este suculento renglón económico y tal vez la primera en el turismo vacacional.