www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Leonor, la cuarta Reina de España

martes 30 de enero de 2018, 20:22h

Tres Reinas ha tenido España: Isabel la Católica, Juana la Loca e Isabel II. No me refiero a regentes, que también las ha habido, como María Cristina de Borbón, durante la minoría de edad de la Reina Isabel II, o la otra regente María Cristina de Habsburgo durante la minoría de edad de Alfonso XIII, sino a reinas, titulares de la Corona, desde la reunificación de España tras la reconquista.

Isabel la Católica, Reina de Castilla, tras el matrimonio con Fernando, Rey de Aragón, se convirtió en la primera Reina de España, si bien la Corona era compartida con Fernando, su esposo, siendo ambos reyes con titularidad común por derecho propio, tras el Acuerdo de Concordia de Segovia de 1475, con el famoso lema de su escudo “tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando”. En realidad ha sido la única monarquía en España en que los dos cónyuges fueron a su vez titulares de la Corona, si bien cada uno mantenía los derechos propios de su reino de origen. Su obra principal, durante su reinado, fue la reunificación de España con la incorporación de los reinos de Castilla y de Aragón, a los que se uniría también el Reino de Navarra. Finalmente, consiguieron la rendición de Granada, último reino nazarí de taifas en España. No menos importante fue el apoyo a Colón en el descubrimiento del Nuevo Mundo para el futuro imperio de España.

Con la unificación dinástica de la monarquía en la España de los Reyes Católicos, título concedido por el Papa Alejandro VI, que definiría a España como baluarte del catolicismo en toda su futura historia, sucedió en el trono la Reina Juana, tercera heredera, al haber fallecido sus hermanos Juan e Isabel, cuyo mote de “la loca”, le ha quedado para siempre, según dicen, por su desmedido y celoso amor hacia su cónyuge Felipe el Hermoso, de cuyo matrimonio nacería el heredero, Carlos I, que sería el primer monarca emperador del gran Imperio de España y Flandes, inaugurándose con él la dinastía de los Austrias en España.

Varios siglos después, la tercera Reina de España fue Isabel II, ya durante la dinastía de los Borbones. Esta Reina fue el origen del conflicto sucesorio que dio lugar a las guerras carlistas, pues el infante Don Carlos, hermano del Rey Fernando VII, no aceptó el nombramiento de su sobrina Isabel como Reina de España mediante la Pragmática Sanción de 1830, al considerar que le correspondía a él la Corona, estimando improcedente la derogación de la ley sálica que prohibía el trono a las mujeres. Durante el largo reinado de Isabel II, sucedieron muchos y turbulentos acontecimientos políticos en España: Las desamortizaciones de los ministros Mendizábal y Madoz que incautaron bienes patrimoniales para pagar la deuda pública, varios pronunciamientos militares y cambios de gobiernos, hasta llegar al abandono del trono y su destierro a París en 1868.

Desde la Reina Isabel II no ha habido otra reina titular de la Corona en España. Así pues, si se mantiene el sistema de la monarquía parlamentaria conforme prevé la actual Constitución, la próxima Reina será Leonor de Borbón, la hija mayor del Rey Don Felipe y Doña Letizia, quien, como primogénita y a título de futura Reina, ostenta ya el nombramiento de Princesa de Asturias. Cierto que todavía es pronto para pensar en su nombramiento como Reina, pues le falta aún un buen trecho de tiempo y de formación; pero tiene en su padre un ejemplo intachable de monarca entregado al servicio de su pueblo, del que tomará buenas directrices y consejos. España está actualmente en una encrucijada con problemas políticos difíciles de resolver, pero no deja que ello será un motivo más para que la princesa Leonor pueda aprender, paso a paso, de los avatares de nuestra historia antes de ejercer la titularidad de la Corona a la que está destinada según el orden dinástico.

Dedico este escrito con todo mi afecto a la Princesa Leonor, con motivo de la imposición del collar de la Orden del Toisón de oro que su Majestad el Rey Felipe VI le ha otorgado como insignia y reconocimiento de la futura heredera de la Corona que recibirá de su padre, a quien le deseamos larga vida y muchas felicidades por su cincuenta cumpleaños.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+
0 comentarios