www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OCTAVOS DE FINAL - IDA: REAL MADRID 3 PSG 1

Liga de Campeones. El ataque del Real Madrid rebosa al del PSG | 3-1
Ampliar

Liga de Campeones. El ataque del Real Madrid rebosa al del PSG | 3-1

miércoles 14 de febrero de 2018, 22:37h
Zidane se la jugó a la carta más ofensiva y Asensio le dio la razón. Por Diego García

El Bernabéu se dispuso a vivir una de las grandes noches europeas este miércoles, esas que no entienden de precendentes o inercias previas. El Real Madrid saldría al verde rimando con la pretensión de su tribuna y dictó un ritmo hiperbólico de inicio, ejecutando una maniobra jerárquica, plena de personalidad, que le entregó el tempo, la pelota y las acciones de peligro. El PSG tardó cinco minutos en aterrizar en la dinámica y lograr empastar las revoluciones con las que el vigente campeón estaba decidido a defender tal estatus. Las inclusión de Isco por Bale añadió fluidez y control en la medular para propulsar la idea de domar la verticalidad rival.

Emery decidió diseñar un 4-3-3 que aplacara el 4-4-2 local pero renunciando, en parte, a su adn equilibrado. Alineó el técnico vasco al talentoso Lo Celso como mediocentro defensivo, acompañado por Verratti y Rabiot, dos interiores todoterreno. Esto es, competiría sin destructores en la mitad del terreno y en una tratativa por pelear la iniciativa para llevarla al galope. Y en el prólogo de la eliminatoria lo pagaría, pues le costaría recuperar balones al tiempo que el conjunto de Chamartín rebosaba fútbol combinativo, en estático y al espacio.

Un pase en profundidad de Modric hacia Ronaldo, que ganó la espalda al joven Kimpembe -entró en sustitución de un dubitativo Thiago Silva- y cruzó una volea demasiado angulada, abriría las hostilidades en el minuto 3. En la siguiente acción Marcelo y Benzema trazarían una pared larga que el carioca finalizaría con zurdazo desviado y, en el quinto minuto, Kroos probó a Areola desde la frontal y la zaga mandó a córner la pelota suelta, in extremis. Las riendas eran merengues y los franceses sólo amenazaban por el carril de Neymar, tímidamente.

La influencia del regateador brasileño sería amortiguada por el trabajo ardoroso de Isco, Casemiro y Nacho, capaces de taponar esa vía de avance. Sólo en el minuto 6 se escapó un pase del 10 de la Canarinha que Yuri Berchiche engatilló sin dirección. La presión española y la vigilancia consiguiente ahogarían los intentos de transición oponentes hasta el punto de convertir a Keylor Navas en espectador hierático. Cavani y Mbappé no entraban en una conversación en la que Marcelo, Modric, Kroos y, sobre todo, Isco gobernaban. La precisión en el pase y la actividad tras pérdida otorgaron el timón a los de Zidane en ratio absoluto.

Sin superioridades por banda, el juego entre líneas benefició a los madridistas y remarcó el acierto de la suplencia de Bale. Tras un brete controlador español, Isco encendería un intervalo de fuegos artificiales robando la pelota a Verratti en la frontal gala. Sería derribado por Lo Celso. Ronaldo remataría por encima del larguero el lanzamiento de la falta consiguiente y, de inmediato, aprovecharía un balón en profundidad sensacional de Marcelo -promocionado por la claridad del andaluz- para escaparse pero fallar el mano a mano con Areola -minuto 28-. Neymar respondería con un slalom que estrenó los guantes de Navas y Sergio Ramos cabecería a las manos del ex arquero del Villarreal en un córner botado por Kroos -minuto 32-.

Pero, a pesar de haber sido mejores los merengues, también en la ocupación de los espacios, un desajuste defensivo que permitió que Mbappé se colara entre Marcelo y Kroos desencadenó el primer gol del cruce. El ex del Monaco, trascendental, emitió un centro venenoso que ni Cavani ni Neymar rematarían. El problema para los de Concha Espina es que Rabiot llegó, en soledad, y embocó el cuero a la red -minuto 34-. Y en el 39 el delantero uruguayo pudo dejar en la lona a los merengues: Neymar desbordó y encaró, en otro fogonazo al contragolpe, para dejar al goleador un remate que salvó Casemiro. Con la llegada del cansancio se empezaba a partir el esquema de un Madrid que era agujereado tras perder la posesión con más asiduidad.

Sin embargo hasta el descanso mostraría orgullo el sistema doce veces ganador de la Copa de Europa. Subieron líneas como respuesta, redundando en su ideología ofensiva. Como producto de la estratagema Nacho robó la pelota en el córner ajeno, Lo Celso regaló el esférico a Ronaldo y el luso lanzó su zurdazo, desde el pico del área, lejos del arco de Areola. Y el guardameta taparía el 1-1 ante el zurdazo de Benzema, tras combinación vibrante con Marcelo, con una parada de foto. Pero no podría imponer una enmienda al penalti transformado por Ronaldo -cometido por Lo Celso, señalado por yacer fuera de su sitio natural, sobre Kroos- en el 45. Los argumentos de cada cual, camino de los vestuarios, fueron rubricados sobre la mesa (el tridente visitante hizo un gol en dos tiros a puerta, por los cinco que necesitaron los madrileños).

Volvería a intentar acelerar la pauta el conjunto de Zidane, reproduciendo el comienzo del enfrentamiento, mas el PSG no se dejaría. Marcelo, Modric e Isco serían impulsores, pero una contra parisina, lanzada por la técnica de Lo Celso, constituiría el primer acercamiento peligroso. Neymar puso en órbita la transición con pase a Mbappé, que chutó para que Navas enseñara reflejos. Y los visitantes pugnarían de forma clara por domar el ritmo y la posesión. Emery quería deshacer la tendente vertical para gestionar el empate ventajoso desde el control. Cazaría una volea de Rabiot que despejó Ramos como pudo -posible mano- mientras que los madrileños cedían terreno. Y el vasco confirmaría su modificación en el planteamiento quitando a Cavani y metiendo al lateral Meunier.

Los franceses, que dejaron al Madrid aferrado al modelo de repliegue y contragolpe, pasaron a jugar con un 4-4-2 que quería más equibilibrio en la medular, con Mbappé y Neymar como delanteros y Álves como extremo. Los azules dieron un paso el frente, con más orden, y reclamaron el volante del encuentro. Zizou aceptó el reto y sentó a Benzema para pronfudizar en la vertiente al espacio. Incluyó a Bale pero le costaría a sus pupilos enlazar salidas claras, pues fallaba la frescura en sus ayudas y se jugaba en la frontal de Navas de manera sostenida. Así se llegaría al cuarto de hora postrero, con monopolio de la pelota de los parisinos y Areola como extra en la trama.

En el 76 Neymar -desequilibrante- catalizaría el avance punzante, con espacios crecientes a la espalda de Modric y Kroos. Abrió hacia Berchiche y el lateral vasco lanzó un centro rasante que Mbappé y Alves no remataron a gol por muy poco. Acto y seguido arribaría el único intento local hasta esa altura de la reanudación: Bale se granjeó espacio y puso un centro con la cabeza que Ronaldo remató a córner. Entonces, Zidane sacaría a Isco y Casemiro, desfondados, para buscar más presencia ofensiva con Asensio y Lucas Vázquez.

El estratega francés quería dañar a la espalda de los oponentes y el riesgo le daría el descontextualizado 2-1. El balear desbordó y centró hacia el centro, Areola falló en el despeje y Ronaldo, con la rodilla, completó la remontada -minuto 82-. Y en el 87, el zurdo recién entrado repartiría su segunda asistencia, tras asociación con Kroos. Marcelo encajó su volea en la portería visitante para delirio del graderío. Respondió al shock Emery metiendo a Draxler por Lo Celso. Neymar, Mbappé y Ronaldo intercambiarían chuts inocuos en un desenlace precipitado que no tendría jurisdicción para negar el magnetismo (olvidado en este ejercicio) de la épica y la puntería cuando se toca a rebato en la 'casa blanca'.

- Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Nacho, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Lucas Vázquez, m.79), Kroos, Modric, Isco (Asensio, m.79); Cristiano Ronaldo y Benzema (Bale, m.68).

1 - París Saint Germain: Areola; Dani Alves, Marquinhos, Kimpembe, Yuri Berchiche; Verratti, Lo Celso (Draxler, m.84), Rabiot; Mbappé, Cavani (Meunier, m.65) y Neymar.

Goles: 0-1, M.33: Rabiot. 1-1, M.45: Cristiano Ronaldo, de penalti. 2-1, M.83: Cristiano Ronaldo. 3-1, M.86: Marcelo.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Neymar (m.14), Lo Celso (m.25), Isco (m.32), Rabiot (m.64), Nacho (m.78) y Meunier (m.90).

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 82.000 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.