www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 28: ATLÉTICO 3 CELTA 0

El Celta cae en la trampa de un Atlético voraz | 3-0
Ampliar

El Celta cae en la trampa de un Atlético voraz | 3-0

domingo 11 de marzo de 2018, 17:59h
Griezmann, gol y asistencia, destacó en el escurridizo plan de Simeone. Por Diego García

El Atlético de Madrid volvió al ejercicio liguero después del éxtasis continental obligado a sumar de tres en tres. Los triunfos de Barcelona, Valencia y Real Madrid le forzaban a salir con todo en la visita del Celta al Wanda. Además, el 3-0 asestado al Lokomotiv podría deslizar las rotaciones hacia la Europa League y apostar por los titulares en LaLiga. Así, Simeone no se dejó casi nada en su planteamiento inicial. De hecho, Oblak regresó al once y también lo hicieron Vrsaljko, Gabi y Vitolo. El 4-4-2 rojiblanco enfrentaría a un bloque vigués que recuperó a Iago Aspas como punta de lanza del reconocible 4-3-3 en el que notarían la ausencia de Wass en la medular.

El duelo alzó el telón con una salida ardorosa de los locales. Menos de un minuto tardó Vrsaljko en colgar el primer centro sobre la meta de Rubén. El lateral balcánico lo intentaría de nuevo antes de cumplirse los cinco primeros minutos, en plena presión asfixiante de los capitalinos. Suyo era el mandato del tempo, disparado. Los pupilos de Unzué, que navegan a cinco puntos de los puestos que dan acceso a competición europea, debían asegurar una mejor consistencia defensiva para domar el vendaval colchonero e ir creciendo con el paso del minutaje. Gozaban de Aspas, Mor y Maxi Gómez como amenazas serias en el formato del contragolpe, aunque tardarían en conectar con ellos.

Lo que sí alcanzaron a hacer, pasado el 10 de juego, fue anestesiar algo el ritmo concatenando posesiones horizontales y controladoras. Se granjearon oxígeno los gallegos y subieron líneas para poner en cuestión el mandato del esquema del Cholo. Radoja, Lobotka y el 'Tucu' Hernández se desplegaban sobre Koke y Saúl, complicando la circulación en estático del segundo clasificado. Además, el chileno ejercía como faro ante los pelotazos de una retaguardia celeste que decidió no arriesgar si Costa, Griezmann y compañía les encimaban cuando les tocaba sacar el cuero de forma asociada. Por ende, el centrocampismo dominaría.

La ausencia de Filipe Luis tendió de forma explícita la vía de avance rojiblanca sobre el perfil de Vrsaljko. Allí, el lateral balcánico, Koke y Gabi se juntaban para buscar superioridades, dejando a Vitolo en mano a mano con Hugo Mallo, en la otra banda. Atravesado el minuto 20, el Atlético alternó la cesión de metros y de la iniciativa con ataques organizados, pero sólo conseguiría apilar centros laterales en los que Roncaglia y Sergi Gómez vencían en el cuerpeo a Costa. Eso sí, su vigilancia tras pérdida convirtió a Oblak en un espectador mientras que Rubén veía cómo el cuero sobrevolaba su área. Emre Mor, amarrado, ya se había destapado como la pieza más desequilibrante de la delegación visitante.

El primer tiro a puerta del encuentro fue un zurdazo de Griezmann en un saque de falta lateral, pegado a la banda -minuto 25-. Quiso sorprender el galo pero Rubén estuvo atento. Y el segundo intento, también a balón parado, llegó con un testarazo de Godín que no tomó dirección -minuto 29-. Los vigueses habían trompicado la pretensión rojiblanca de pautar una intensidad inalcanzable, salpicando cadenas de pases destinadas a congelar la escena. Su rigor táctico hizo el resto. Las porterías, hasta el intermedio, representarían extras en la trama. Godín taponaría el chut de Sergi Gómez en el primer síntoma de la evolución del escuadrón celtiña -también en una acción de pizarra, en el minuto 33-.

En el 38, en otra falta lateral, el 'Tucu' Hernández llamaría a la puerta de Oblak con un cabezazo desviado. Y segundos más tarde, la presión de los de Unzué tendió una emboscada a Godín. El uruguayo la perdió en su área pero Iago Aspas perdonó la inmejorable opción. En el ajedrez visto, en el que los sistemas defensivos ganaron a la creatividad, los detalles decidirían el reparto de puntos. Así fue. En el mejor intervalo del Celta, cuando más pesaba su voz y mejor ocupación de los espacios desarrollaban, fallaron en el marcaje de un córner. La pelota llegó a las botas de Griezmann, que, en el segundo poste, sentó a Jonny con una clase sedosa y puso el esférico en la escuadra, de potente derechazo. Corría el minuto 44 y la pegada hizo tremar a la confianza de los visitantes. El desafío se multiplicaba, consecuencia de un único descuido.

Volvieron al verde los gallegos en la reanudación afrontando el reto con la idea de profundizar en su control de la pelota. Adelantaron las líneas y empezarían a jugar en territorio oponente de manera sostenida. Habían activado una mayor personalidad. Forzaron a los locales a replegarse, si bien el dibujo del Cholo se negaría a encerrarse. Y abrieron de par en par sus posibilidades: Emre Mor emitió un centro rematado al poste por Radoja -minuto 54-. Pero lo que también promocionaron fue el ataque al espacio de los colchoneros. Griezmann amortizó las hectáreas por recorrer para asistir a Vitolo, que batió a Rubén con una vaselina sensacional para el 2-0 -minuto 57-. El canario -intermitente- dejaría su sitio a Correa tras ser ovacionado.

Los colchoneros saborearon el familiar regusto de haber tendido una trampa al rival. Tras ponerse en ventaja regalaron el dominio para sangrar a la contra. Y en el 62 sentenció el devenir. Griezmann, Koke y Correa combinaron con celeridad y en vuelo para que el argentino cruzara su remate raso hacia el segundo poste. Tres a cero. El fogonazo de la versión más pulida del libreto de Simeone cazó a un Celta que se volvería de vacío a Vigo, con la impresión de haber podido sacar algo más de lo obtenido de su visita a la capital. Méndez, Gameiro, Boyé, Cabral y Fernando Torres entrarían por Radoja, Griezmann, Aspas -lesionado-, Sergi Gómez y Diego Costa con todo decidido. No bajaría su voluntad de presionar el equipo colchonero, a pesar de la renta. Y es que está hambriento. Hasta el 90 Oblak participaría, saliendo de su letargo, en el colofón de otra actuación convincente del único perseguidor real del Barça.

- Ficha técnica:

3 - Atlético de Madrid: Oblak; Vrsaljko, Giménez, Godín, Lucas; Koke, Gabi, Saúl, Vitolo (Correa, m. 59); Griezmann (Gameiro, m. 69) y Diego Costa (Fernando Torres, m. 79).

0 - Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Sergi Gómez (Cabral, m. 77), Roncaglia, Jonny; Radoja (Méndez, m. 66), Lobotka, 'Tucu' Hernández, Emre Mor; Iago Aspas (Boyé, m. 72) y Maxi Gómez.

Goles: 1-0, m. 44: Griezmann recoge un balón en el área, regatea a un rival y bate a Rubén Blanco. 2-0, m. 56: Vitolo, a centro de Griezmann. 3-0, m. 64: Correa cruza el balón tras una serie de rechaces.

Árbitro: Alberola Rojas (C. Castellano-manchego). Amonestó al local Saúl (m. 48) y a los visitantes Iago Aspas (m. 49) y Sergio Gómez (m. 50).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima octava jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante 55.076 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.