www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SE ALARGÓ A 55 AÑOS

Stephen Hawking fue diagnosticado de ELA a los 21 y los médicos le dieron dos años de vida

Stephen Hawking fue diagnosticado de ELA a los 21 y los médicos le dieron dos años de vida
Ampliar
miércoles 14 de marzo de 2018, 20:08h
Se apoyó en su familia y en la teoría física para superar la enfermedad.

Fue durante las Navidades de 1962, tenía entonces sólo 20 años, cuando Stephen Hawking empezó a notarse más torpe y físicamente más débil. Pensó que no sería nada, pero ante la constante insistencia de su madre acudió al médico. A principios del año siguiente, le diagnosticaron una esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y le explicaron que le quedaban dos o tres años de vida.

Su primera reacción fue encerrarse durante semanas en su habitación universitaria para emborracharse y escuchar a Wagner a todo volumen, hasta que decidió que, mientras la muerte no llegara, se dedicaría a avanzar en sus investigaciones. Convivió con la ELA durante 55 años y superó la mayoría de los obstáculos que se le presentaron.

Su caso fue totalmente atípico teniendo en cuenta que se calcula que sólo el 10% de estos pacientes son capaces de vivir, como máximo, 10 años. A menudo conocida como la “enfermedad de Lou Gehrig”, es una patología neurodegenerativa progresiva que afecta a las células nerviosas del cerebro y de la médula espinal y que está clasificada como rara. Con el tiempo, la degeneración progresiva de las neuronas motoras producida por la ELA ocasiona la muerte de éstas. Los síntomas son confusos ya que van desde los calambres, debilidad en las extremidades, atrofia muscular y trastornos del lenguaje.

Se descubrió a mediados del siglo XIX y continúa siendo uno de los grandes retos científicos, al igual que el Alzheimer. Se desconoce porqué surge y cómo prevenirla.

Durante la enfermedad, Hawking encontró un apoyo crucial en la joven Jane Wilde, a quien había conocido en los primeros años de la universidad y con quien se casó en 1965, dos años antes de que naciera su primer hijo, Robert, al que seguirían Lucy (1969) y Timothy (1979).

También se refugió en la física teórica para escapar de un cuerpo que le resultaba una cárcel y, once años después del dictamen que le auguraba una muerte casi inminente, postuló una predicción científica que resultó más exacta que la de sus doctores: la existencia de la llamada radiación de Hawking.

Cuando se convirtió en profesor Lucasiano, a los 37 años, su lucidez seguía intacta, pero ya no podía andar, escribir, ni alimentarse por sí mismo. También se deterioró su habla, poco articulada y casi ininteligible excepto para su círculo más cercano. La perdió por completo en 1985 tras una traqueotomía y comenzó a comunicarse con un sintetizador de voz que le facilitó la redacción de Una breve historia del tiempo, el libro que le lanzó a la fama en 1988.

Su celebridad, así como la cantidad de cuidados médicos que requería, acabaron de deteriorar su relación con Jane, de quien se divorció en 1991 para casarse cuatro años después con Elaine Mason, su enfermera desde 1985, de la que también se divorció en 2006.

Hawking, además de ser uno de los científicos más populares de la historia, también fue mundialmente conocido por su lucha contra esta enfermedad. "Soy más famoso por mi silla de ruedas que por mis descubrimientos", llegó a reconocer en alguna entrevista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.