www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESAFÍO SECESIONISTA

Junqueras denuncia un 'calvario' en la cárcel por culpa de Llarena

Junqueras denuncia un "calvario" en la cárcel por culpa de Llarena

EL IMPARCIAL
martes 27 de marzo de 2018, 23:27h

Oriol Junqueras ha roto su silencio. Lo ha hecho por medio de un recurso de reforma que ha escrito desde la prisión y que ha interpuesto al auto del juez del Supremo Pablo Llarena -que el magistrado dictó, el pasado viernes, para procesarle junto a Raül Romeva por los delitos de rebelión y malversación-. El líder de ERC, que ha contado con la ayuda de su abogado Andreu Van den Eynde, arguye la idoneidad del sobreseimiento del proceso.

Basa esta defensa el letrado en que sus clientes han defendido su posición política independentista "sabiendo que la ciudadanía no ejercería nunca la violencia porque conocían cómo es y cómo actúa el movimiento independentista catalán, que sólo es calificado de violento en el presente procedimiento penal y, contrariamente, resulta ejemplar en el resto del mundo". El abogado critica, además, que Junqueras y Romeva están sufriendo un "calvario innecesario".

Se considera que Llarena y el resto del sistema judicial español "está criminalizando" al secesionismo, que es pacífico, legal "e incluso mayoritario". Según el texto, "la existencia de violencia es una petición de principio inaceptable. Ni se ha producido violencia ni recoge el auto (de procesamiento) una de las características esenciales del movimiento independentista catalán: el férreo control de riesgos de violencia en su desarrollo". El recurso no atisba lógica argumental en la continuidad del encarcelamiento de los procesados.

Llarena es culpable, para Junqueras, de haber emitido un auto "sesgado"


Junqueras denuncia las "piruetas argumentativas" de Llarena para imputarles el delito de rebelión. Según el referente de ERC y Romeva, el magistrado realiza una "interpretación totalmente sesgada" del proceso independentista. "Criminalizar" el independentismo "es un grave error, tanto político como legal", arguyen los procesados antes de recriminar que la "neutralidad" del juez "brilla por su ausencia, ya que el procedimiento se ha desarrollado con un "claro sesgo en favor de las acusaciones".

El relato de los catalanes contra el magistrado del Tribunal Supremo destaca que lo sesgado de su criterio orienta a "confirmación de tesis de culpabilidad preconcebidas" hasta el punto de cometer una "discriminación inmerecida". "El instructor ha repetido en otras resoluciones la misma idea: no existe la posibilidad de defender pacíficamente la independencia de Cataluña. Este posicionamiento no sólo es erróneo, sino que demuestra una valoración política de los hechos al analizar políticamente escenarios de futuro sobre los que se dictan resoluciones", argumenta el recurso.

Según el abogado no hay indicios de criminalidad en contra de sus clientes, ya que, prosigue, no ha habido violencia que ampare el delito de rebelión ni el compromiso de fondos públicos para una finalidad ilegal. Y Andreu Van den Eynde sostiene que el proyecto independentista es "legal y legítimo". "No tiene por qué someterse a las exigencias de reforma constitucional del propio texto constitucional si discurre pacíficamente, puesto que el escenario de negociación que se buscaba reiteradamente resulta posible y no constituye delito alguno", ahonda.

"En ausencia de violencia la independencia no es delito, de ahí el empeño por encontrar violencia típica o actuaciones tumultuarias en lo que es un proyecto político legal y ejercido siempre bajo parámetros pacíficos y civilizados", sigue la argumentación. Y en coherencia con esa presunción se suscribe que los indicios que emanan del auto de procesamiento se limitan a actuaciones políticas que Llarena "interpreta en clave ilegítima".

"Lo único relevante sería encontrar actuaciones de alzamiento tumultuario o violento pero, por más empeño que pongan las acusaciones en intentar construir los elementos de los tipos de rebelión o sedición, no podrán demostrarlo puesto que el 'proceso catalán' es, por definición, un proceso pacífico", hace hincapié. Y en relación con el asedio a la comitiva judicial que el 20S se vivió en la consejería de Economía catalana, el texto asegura que no se experimentó ninguna "incendiaria convocatoria", sino una protesta legal.

Por último, sobre el referendum ilegal del 1 de octubre de 2017, el texto enuncia que los ciudadanos defendieron las urnas "sin violencia", ante la "barbaridad de la actuación policial, cuya desproporción es evidente y así se reconoce en todo el mundo". "Nunca los procesados actuaron con violencia, ni la impulsaron ni la toleraron. Las movilizaciones ciudadanas han sido siempre pacíficas, anulando y aislando cualquier incidente puntual que se hubiera producido", finaliza el recurso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios