www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIRO CON ARCO

Apostar también contra el euro

Dani Villagrasa Beltrán
martes 29 de mayo de 2018, 20:47h
En su novela Cosmópolis, Don DeLillo describe la odisea personal de Eric Parker, un inversor que emprende un viaje en limusina por Manhattan durante la visita del presidente de EEUU a la ciudad para llegar a la peluquería del barrio donde nació para cortarse el pelo. Ha apostado fuerte contra el yen. Durante el día va digiriendo ingentes cantidades de información mientras se mantiene apegado a su tesis. El yen sube, el dinero de Parker se desvanece por minutos. Su intuición ha resultado errónea. George Soros es bien conocido en los ámbitos financieros y de opinión, uno de los oráculos del mercado. Como el personaje de DeLillo, apostó fuerte contra la libra el 16 de septiembre de 1992, pero Soros sí tuvo éxito. Desde entonces se le conoce como “el hombre que provocó la quiebra del Banco de Inglaterra”, un miércoles negro en el que registró ganancias de unos 1.000 millones de dólares. Sigue siendo uno de los hombres más ricos del mundo. No es raro que se escuchen con atención sus tesis. Este mismo martes hablaba en París, mientras las Bolsas registraban pérdidas y las primas de riesgo de los países periféricos de Europa repuntaban de nuevo, como en los mejores momentos de la crisis de deuda. De hecho, se ha descrito lo de este martes como una vuelta al ambiente bursátil de 2012. La tesis de Soros: la Unión Europea tiene un problema existencial. Me adhiero. El euro tiene muchos problemas sin resolver y no se debería permitir que destruyera a la Unión Europea. De acuerdo. “Todo lo que podía salir mal ha ido mal”. Exagerado, pero ilustrativo. El espectáculo de este martes ha sido pornográfico: todos los intereses en crudo sobre la mesa. Con Italia abocada a las elecciones, el vicepresidente de la Comisión Europea, Günther Oettinger, ha manifestado que los mercados enseñarán a los italianos “a no votar a los populistas”. Oettinger, alemán, del partido de Angela Merkel, ya ha sido reprendido por Donald Tusk y Jean Claude Juncker. Las declaraciones alimentan el incendio del que sacan provecho los anti europeístas: los países adheridos a la UE están secuestrados por una especie de tiranía de los mercados que sólo beneficia a los alemanes. No se ha aprendido nada del Brexit ni del auge de los populismos anti Unión. España, por cierto, está en el mismo frente de batalla que Italia. El ministro de Economía, Román Escolano, ha culpado a Sánchez por su moción de censura. No es de extrañar que los electores, que no necesariamente tienen dinero pero tienen su voto, también apuesten contra el euro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios