www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA DIMISIÓN DE RAJOY

miércoles 30 de mayo de 2018, 12:54h
Dos pesos pesados del entorno de Moncloa me aseguraban ayer que la moción de censura...

Dos pesos pesados del entorno de Moncloa me aseguraban ayer que la moción de censura no prosperaría porque el PNV se dispone a votar en contra, dejando a Sánchez con 175 escaños y con el caviar en los labios. El problema es que estos dos personajes me aseguraban en septiembre pasado que no habría referéndum ni urnas ni proclamación de independencia.

Si el PNV decide finalmente apoyar a Pedro Sánchez y se lo comunica a tiempo a Rajoy, el presidente del Gobierno, antes de ser escabechado en el Congreso de los Diputados, podría dimitir, creando una situación de consecuencias difíciles de calibrar. Se trata de una última instancia límite, que pugna con el deseo de continuar de Mariano Rajoy, entre otras razones porque el horizonte Gürtel puede barrenar su entera vida política.

Albert Rivera ha propuesto para su solución instrumental, tres nombres a cual mejor que podrían encabezar una moción de censura que fije la fecha de elecciones generales: Javier Solana, Ramón Jáuregui o Nicolás Redondo. Se trata de tres nombres respetados, no ya por los diputados actuales, sino por la opinión pública española. Albert Rivera quiere escabechar a Mariano Rajoy porque se ve ya con incontenible satisfacción como el líder del centro derecha que en las próximas elecciones superaría los 180 diputados, sumando a Ciudadanos los del PP y rebañando alguno más de grupos minoritarios.

Se alza, en fin, el telón en el Congreso de los Diputados. La prudencia periodística exige no especular porque la moneda está en el aire y puede caer a 50 por ciento en favor de Pedro Sánchez, a 50 por ciento en favor de Mariano Rajoy.