www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CULPA AL SEPARATISMO Y A LA CRISIS POLÍTICA Y DE LIDERAZGO

Aznar se postula para unir al centro-derecha tras la dimisión de Rajoy

José María Aznar, expresidente del PP.
Ampliar
José María Aznar, expresidente del PP. (Foto: Efe)
Eduardo Villamil
x
eduardovillamilelimparciales/16/7/16/28
martes 05 de junio de 2018, 23:55h
El expresidente saliente convoca un congreso extraordinario para elegir a su sucesor.

Ni los más maquiavélicos hubieran escogido un día tan oportuno para que José María Aznar hablase. Horas después de que Mariano Rajoy anunciase su decisión de abandonar Génova 13, tras entregar las llaves de La Moncloa al socialista Pedro Sánchez la pasada semana.

El expresidente del Gobierno, que ha participado en la presentación del libro No hay ala oeste en La Moncloa (Ediciones Península), de Javier Zarzalejos, se ha postulado para "reconstruir el centro-derecha desde su posición actual".

En un discurso plagado de referencias veladas, el ex presidente ha expresado su preocupación por la "delicada" situación que atraviesa el país, con el que ha manifestado estar firmemente comprometido, al igual que con los españoles. "No tengo ningún compromiso partidario ni me considero militante de nada", ha recalcado.

Para Aznar es indispensable que el centro-derecha "recupere sus señas de identidad, su conexión con el electorado y que ofrezca un sólido proyecto de confianza para los españoles". Un centro-derecha que, en su opinión, "ha sido desarticulado" y que permanece "dividido y enfrentado". A un lado, Ciudadanos, que deberá esperar año y medio para hacer valer en las urnas lo que pronostican las encuestas, al otro el PP, con el mantra de la regeneración resonando con fuerza en los pasillos de Génova y aún sin sustituto para Rajoy.

No obstante, el ex líder popular ha asegurado que también la "izquierda nacional" necesita ser reconstruida, puesto que desde 2004 "comenzó a desmantelarse" -en referencia al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero-. "Yo no sé los proyectos de los actuales gobernantes socialistas, en el supuesto de que los tengan, -ha ironizado- pero si estuviese en su lugar su principal acento lo pondría en la reconstrucción de una izquierda nacional".

El ex jefe del Ejecutivo ha condenado la corrupción, que considera un "cáncer que no podemos tolerar", y ha abogado porque "cada uno responda de sus actos con todas garantías y exigencias. "Yo respondo de los míos -actos- del primero hasta el último", ha sentenciado.

Sobre el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez, Aznar ha manifestado que "le cuesta entender que los que tienen peores resultados son promocionados a las responsabilidades más altas". Una situación que, en cualquier caso, no puede analizar porque aún "no se ha producido".

Por último, Aznar también ha criticado duramente que "el golpismo siga instalado en el Gobierno de Cataluña", y, pese a que ha reconocido que se han producido intervenciones judiciales y políticas para frenar la deriva secesionista, considera que nada de eso ha sido suficiente.

"La restauración del orden constitucional no va a venir por milagro de conversión, ni tampoco por concesiones. Sólo puede venir después de haber desarticulado plenamente el movimiento secesionista, con todo lo que eso implica. Con todos sus apoyos mediáticos, financieros, sociales y políticos. Sin eso no se podrá invertir la situación", ha remarcado, a la vez que ha advertido del peligro que supone la alianza entre separatistas y populistas con el Gobierno de Sánchez: "Esta situación agrava las inquietudes en vez de reducirlas", ha afirmado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (24)    No(0)

+
0 comentarios