www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PSC HACIA EL SECESIONISMO

sábado 19 de julio de 2008, 13:12h
La política de las concesiones y las mercedes puede resultar útil a corto plazo. A medio y largo plazo suele ser un desastre. Zapatero ganó las generales en Cataluña gracias a las dádivas políticas y económicas que concedió a la autonomía catalana. Pero la voracidad de los partidos nacionalistas carece de límites. Nunca se sentirán satisfechos. Siempre querrán más poder. Prefieren incluso el poder a la independencia. Aún más: quieren la independencia porque creen que así dispondrán de más poder.

El Partido Socialista Catalán se ha dado cuenta de que le costará muchos votos el freno que ha puesto ya Solbes a las exigencias catalanas. Son muchos los dirigentes socialistas que plantean escindir al PSC del PSOE, si no consiguen de Zapatero las concesiones a las que aspiran.

Los frentes se le abren por todos los sitios al presidente del Gobierno. Con Cataluña ha jugado con fuego tanto política como económicamente. Y se puede encontrar con que el PSC haga frente común con Convergencia para oponerse a Madrid. Montilla es un hombre débil y maleable incapaz de imponerse a la voracidad de la clase socialista catalana. Aún más. No son pocos los dirigentes del PSC que en algunas cuestiones cardinales se sienten más cerca de CiU que del PSOE.

Las espadas están en alto. Las veladuras y los paños calientes van a servir para poco. Ha llegado el momento de las decisiones. Y si el Gobierno de Zapatero se las mantiene tiesas en Cataluña se puede encontrar con que el PSC se escinda del PSOE y cree una situación arriscada y prácticamente irreversible.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.