www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRIMERA DE GRUPO EMPATADA CON PORTUGAL

Paso adelante de España tras derrotar a Irán |0-1

Paso adelante de España tras derrotar a Irán |0-1
Ampliar
miércoles 20 de junio de 2018, 22:01h
Un tanto de rebote de Diego Costa logró derribar el muro defensivo iraní.

España logró una sufrida victoria ante Irán por la mínima para auparse hasta la primera posición del Grupo B. Diego Costa, de rebote en la segunda mitad, fue el que logró derribar el muro del país asiático, que desesperó a España durante la primera mitad con su planteamiento ultradefensivo.

Con el triunfo, España se coloca con cuatro puntos como líder del Grupo B, actuando el menor número de tarjetas amarillas como elemento diferenciador con Portugal, empatada a todo lo demás en segunda posición. De esta manera, queda para la tercera jornada el enfrentamiento final para dirimir las dos primeras plazas de grupo. España buscará anotar más goles ante Marruecos para cubrirse de un hipotético triunfo luso ante Irán, en un duelo en el que ambas selecciones se jugarán de manera directa seguir en el Mundial.

Esa carrera goleadora con Portugal fue lo que provocó las primeras variantes de Hierro en el once titular. Carvajal, ya recuperado, volvía a salir de inicio y Lucas Vázquez entraba en lugar de Koke, desplazando a Iniesta a labores de creación. Más desborde para tratar de superar el esperado plan defensivo iraní. No en vano, la selección entrenada por Carlos Queiroz llevaba 23 partidos no amistosos sin ser derrotado y, en los que ha perdido, nunca por una diferencia superior a dos tantos en los últimos ocho años. Un muro.

Y esa pared, dispuesta en un 6-3-1 en la práctica, frenó por completo a España. Cada equipo fue fiel a su estilo, aunque la primera mitad, como un combate de boxeo, acabó bien para Irán.

La pelota tenía un dueño: España. Así lo demostró el 82 por ciento de posesión de la primera parte. Pero tener la pelota y crear peligro con ella son dos cosas bien distintas. Así, a pesar de la abrumadora diferencia, la Selección chutó entre palos una sola vez. Y fue gracias a un lanzamiento directo de falta acometido por Silva. Irán, por su parte, parapetado en su campo, dejaba al enemigo asentarse en tres cuartos pero impidiendo que entrara en el área, terra ignota debido a la telaraña tejida por Queiroz. Alérgica a la pelota, la lanzaba lo más lejos posible cuando despejaba o la mandaba hacia la cabeza de Azmoun en caso de los saques de puerta de Beiranvand.

Era difícil para España no ser presa de la ansiedad ni de la desesperación no sólo por la falta de oportunidades sino también por las artimañas iraníes para perder tiempo. Los saques de banda, puerta o falta se convertían en un combate contra el cronómetro del árbitro y a cada choque los jugadores simulaban lesiones o agresiones. Con un descaro inusitado a la vez que permitido por el colegiado. Acabada la primera parte, Irán se marchaba a los vestuarios con la satisfacción del deber cumplido mientras que Hierro debía valorar opciones para alterar un plan A que no terminaba de funcionar.

La reanudación hizo valer la charla del técnico malagueño pues España metió una marcha de velociada más. Menos previsible que en lo visto anteriormente, las combinaciones entre Isco, Silva, Costa, Carvajal e Iniesta permitieron explorar con más peligro terreno dentro del área.

Aún así, el partido seguía siendo trabado, lento y oscuro. Una descripción que casa a la perfección con el delantero titular español, Diego Costa. El hispano brasileño hizo valer un pase de Iniesta dentro del área, donde logró proteger la pelota. Pero esta vez, el rápido despliegue de las fuerzas defensivas iraníes cometió un error. Con la pelota a centímetros de Costa, un intento de despeje se transformó en gol cuando el esférico fue desviado por la rodilla del hispanobrasileño. Tres tiros a puerta de Costa en este Mundial, tres goles.

El 0-1 permitió a España respirar con tranquilidad, pues lo más difícil estaba hecho. Sin embargo, el alivio dio alas a los iraníes, que se estiraron al verse por detrás del marcador y lograban sin demasiada dificultad llegar a las inmediaciones del área de De Gea. Así, lograron incluso anotar un tanto para su jolgorio, rápidamente anulando por fuera de juego, indicado tanto por el asistente como por el VAR. El temor de desgracias pretéritas exterminado por el avance de la tecnología.

Aliviados por el vídeo pero no por las circunstancias. El reloj seguía corriendo e Irán asustando, como pudo comprobar Piqué en sus carnes cuando Arimi le hizo un caño de póster para poner un centro que Tarimi mandó escasos centímetros por encima del larguero. Antes, Piqué y Ramos perdonaron en boca de gol y fallaron una espléndida jugada ensayada tras un saque de córner.

El 0-1 definitivo espantó fantasmas de últimos minutos y acabó dando a España una sufrida victoria ante Irán.

. Ficha técnica:

0 - Irán: Beiranvand; Rezaeian, Hosseini, Pouraliganji, Haji Safi (Mohammadi, m.69); Ebrahimi, Taremi, Ezatolahi, Amiri (Ghoddos, m.86), Ansarifard (Jahabakhsh, m.75); y Azmoun.

Seleccionador: Carlos Queiroz.

1 - España: De Gea, Carvajal, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Busquets, Iniesta (Koke, m.70), Lucas Vázquez (Marco Asensio, m.79), Isco, Silva y Diego Costa (Rodrigo, m.89).

Seleccionador: Fernando Hierro.

Goles: 0-1, m.54: Diego Costa.

Árbitro: Andrés Cunha (URU). Amonestó a los iraníes Amiri (78) y Omid Ebrahimi (90).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B del Mundial de
Rusia 2018, disputado en el Kazán Arena ante 42.718 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.