www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FASE DE GRUPOS

Autocrítica en España: "O nos ponemos las pilas o nos vamos para casa"

martes 26 de junio de 2018, 01:02h
La pobre actuación defensiva ha estado a punto de costar un serio disgusto a la selección nacional.

Los protagonistas de la selección española han sido sinceros al término de su agónico empate ante Marruecos. Durante el duelo dieron síntomas de falta de concentración, cansancio mental y físico y de desatenciones tácticas que confluyeron en el 1-2 en contra que sólo fue solventado con el taconazo sobre la hora de Iago Aspas -promocionado por el VAR-. La resolución del grupo, en el que finalmente España acabó primera, no ha maquillado las malas sensaciones transmitidas. Porque ya se han encajado cinco goles. Una cifra impropia para ser favorito al título.

El primero en abrir fuego fue Francisco Alarcón 'Isco'. El MVP del enfrentamiento, que está liderando al fluido ataque español -de los mejores del torneo-, avanzó con rapidez el núcleo de su avance cuando atendió a los medios de comunicación. "Otra vez hemos salido al campo un poco dubitativos. No nos puede seguir pasando porque a partir de ahora empiezan los partidos a vida o muerte y no podemos seguir regalando goles", sintetizó, resignado.

"Tenemos que jugar más fácil y no cometer errores con la pelota a balón parado, porque en un Mundial nadie te va a regalar nada", incidió el malagueño, que llamó a "ponerse las pilas no nos vamos a casa". Resaltó que la falta de capacidad para controlar el juego e impedir que los rivales impongan su físico y el tempo se dispare, y, a continuación, avisó que "ahora empieza lo importante y sabemos que a partir de ahora va a ser muy difícil". Y preguntado por la influencia del VAR, relató que "está para eso, para que no te quiten puntos que hemos ganado, por lo que favorece a todo el mundo y daría coraje irte a casa por una injusticia".

El siguiente en pasar por los micrófonos fue el seleccionador. Fernando Hierro no eludió el asunto y expuso su parecer: "Tenemos que tener capacidad de autocrítica, que la tenemos. Tenemos que ser autoexigentes y por aquí no. Éste no es el camino. No podemos conceder tanto". "No podemos conceder tantas ocasiones, porque creo, sinceramente, que lo bueno y lo malo del partido lo hemos hecho nosotros", analizó un preparador que tardó en buscar soluciones en el banquillo.

Asimismo, el relevo de Julen Lopetegui esclareció que "si queremos llegar donde todos soñamos con llegar, esos pequeños detalles tenemos que ir ajustándolos, porque en cada ocasión que nos generan nos crean peligro". "Sabemos que tenemos margen de mejora, sabemos que tenemos poder ofensivo, que tenemos jugadores de calidad, pero tenemos que ajustar esas transiciones rápidas donde los rivales nos hacen mucho daño", culminó.

También, ya en zona mixta, asomó el capitán. Sergio Ramos, que cometió el error que permitió a los africanos abrir el marcador, arguyó que "no estamos ni mucho menos satisfechos. No ha sido una fase de grupos con juego brillante y hemos pasado como nos gustaría. Es la realidad". "Era un partido complicado ante una selección que quería demostrar que pese a estar eliminada es alguien y han ido al límite", apuntó sobre el duelo en el que le tocó batallar, en sentido literal, con Amrabat.

"Hay que estar tranquilos. Entiendo la crítica, la gente espera ver una España con su filosofía de juego y claridad en los partidos. No la hemos encontrado pero hemos cumplido el objetivo de pasar primeros. Pero nos gusta ser claros y sinceros, no hacer trucos de magia. Vamos de frente y sabemos que este no es el camino", prosiguió un jugador con voz de mando que reconoció las lagunas que han conllevado un acceso a octavos de final rocambolesco.

Preguntado por la inercia en la que se maneja el vestuario, Ramos esclareció que "es cierto que la fase de grupos te permite un poco de margen para cometer errores que desde octavos te mandan para casa. Lo malo lo hemos vivido y ya queda atrás. Ahora llegan rivales que han hecho un gran Mundial y tenemos que recuperar la línea de hace tres partidos con una filosofía que siempre imponemos". "Es preocupante", proclamó tras haber llamado a la calma.

Por último, el futbolista del Real Madrid desglosó que lo vivido en estas semanas, y también este lunes, "es un toque importante para valorarlo y que no vuelva a suceder. No hay excusas, se cambió el entrenador pero somos los mismos jugadores y dentro del terreno de juego somos los responsables". "Por fases el equipo juega bien pero quedamos marcados por los pequeños detalles. Vamos a hacer hincapié en la distancia con los centrales para que no sea tan grande y que Busquets esté en el medio porque tenemos dos laterales que están muy arriba porque son muy ofensivos y defensivamente lo hemos sufrido", se despidió. Se activa, por tanto, un intervalo de reflexión que, en cualquier caso, sienta mejor realizarlo sin Brasil, Alemania o Francia en el horizonte.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.