www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUSIA 2018

Lucas Vázquez: "Nos tiene que dar igual a quién nos enfrentemos"

Jordi Alba defendió la valía del VAR y llamó a no protestar por sus correcciones.

Pasada la tempestad marroquí, la selección española sigue preparando su duelo de octavos de final ante Rusia. Este jueves lo ha hecho con todos sus efectivos disponibles y bajo 38 grados en Krasnodar. La hoja de ruta da por supuesto el aumento de la concentración y el rigor táctico, de la mano del aumento de la motivación inherente al acceso a la fase eliminatoria. Pero los desajustes defensivos han sido tan caros que merecen un trabajo específico.

En la rueda de prensa oficial han comparecido los representantes de la variante que maneja Fernando Hierro cuando los partidos están bloqueados y cuesta entrar en el muro ajeno. Jordi Alba abrió fuego reflexionando sobre la influencia del VAR. "Te tienes que tranquilizar un poquito porque el VAR tiene 32 cámaras y no puedes hacer muchas cosas, pero es más justo para todos los jugadores y los equipos", expuso y realizó un guiño a otro de los comparecientes, Lucas Vázquez.

Al extremo gallego le lanzó una broma, relativa al polémico penalti del que fue víctima en Liga de Campeones ante el Juventus. "El VAR es justo. Sin él no habríamos empatado ante Marruecos porque nos habrían quitado ese gol, pero a jugadores como Lucas que le gustan lo conflictos...", aseguró, entre risas. El regateador madridista se mostró receptivo y aceptó el vacile, reflejando el buen ambiente que caracteriza al vestuario español.

Vázquez fue preguntado por el lado del cuadro en el que le ha tocado competir a España -lejos de Brasil, Bñelgica, Francia, Argentina, Uruguay y Portugal- y respondió lo siguiente: "Al final nos tiene que dar igual a quién nos enfrentemos, tenemos que ir cada eliminatoria pensando en ganar los partidos y en trabajar bien para hacer nuestro fútbol. Así llegarán las victorias. La presión para otros". Esto es, no ha favoritismo. Y Koke, representate rojiblanco junto a Saúl, sintetizó que "es increíble jugar un Mundial, es lo que sueña todo el mundo, poder hacerlo con tu selección. Es un privilegio y lo máximo representar a tu país".

Antes de esa alocución conjunta Andrés Iniesta amplió su molesta reflexión tras el último partido de la fase de grupos. Al manchego no le gusta las críticas que está recibiendo el equipo y ha salido en defensa del mismo en una entrevista. "Soy consciente de que hay cosas que se pueden mejorar, como siempre, pero palpo un pesimismo excesivo. Sabemos que las sensaciones no son las que desearíamos, pero se ha comprobado que todo cuesta muchísimo y pese a que tenemos una súper selección, es muy difícil. Los primeros críticos somos los jugadores", proclamó.

El cerebro español, muy relevante todavía en el devenir del juego de toque, reconcoció que "se debe mejorar porque con lo que hemos hecho hasta ahora, posiblemente, ante la anfitriona no nos alcanzará". "Pero estoy convencido de que este equipo tiene la capacidad y el nivel para seguir avanzando. Si las cosas no van bien, ya pensaremos en el futuro, pero que no se instale ese pesimismo excesivo", matizó, con una vehemencia notable.

Preguntado por su actuación personal y sus sensaciones, Iniesta arguyó que "no soy nadie para reprochar nada, cada uno tiene su opinión. Siempre he intentado dar lo máximo y hacer lo mejor posible. Es mi única elección. Dar lo mejor de mi en el campo". Se refería el interior a aquellos analistas que reclaman su suplencia por el cariz físico que presentan muchos centro del campo rivales. "Cada uno tiene su visión y opina. Al final uno sabe como está y como se siente, lo que puede aportar. Soy una persona que en vez de ver el vaso medio vacío siempre lo veo medio lleno. Soy muy positivo respecto a mi y el colectivo", remarcó al respecto.

Y salió a la mesa el asunto del despido de Julen Lopetegui. "Fue una situación muy complicada para todos. Para el mister, cuerpo técnico, jugadores, presidente de la Federación. A nadie nos gustó vivirla", subrayó para, de inmediato, precisar que "desde ahí el grupo ha respondido muy bien. Cada uno dijo lo que creía. Más allá de la situación incómoda para todos, nos unía al objetivo de ganar el Mundial y querer seguir dando alegrías a nuestra gente. Eso está por encima de todo aunque fue una situación difícil".